La automoción aragonesa busca aprovechar el impulso de la UE a la producción de chips

La crisis de los microchips lleva ya un año azotando la industria mundial y, en concreto, la aragonesa

La irrupción de la pandemia puso de manifiesto el problema de deslocalización de semiconductores que sufría Europa desde los años 90. El continente se había convertido en total dependiente de Asia para la importación de microchips, lo que ha provocado en el último año una gran crisis en varios sectores como la automoción, de especial relevancia en la Comunidad. Ahora, la UE ha iniciado un plan para recuperar este sector, y la economía aragonesa no quiere perder el hilo.

Así lo ha manifestado la consejera de Economía, Marta Gastón, quien ve esta política de relocalización como una “oportunidad adicional” para evitar esa dependencia del mercado asiático. “Llevaremos a cabo un trabajo de posicionamiento para estimular la innovación, a partir de convocatorias de I+D, y atraer inversiones, como lo hacemos de forma constante. Tenemos factores, activos y atractivos, con un conocimiento adquirido”, ha resaltado, garantizando que “seguiremos siendo competitivos”.

En este sentido se ha manifestado también el secretario general de Industria y Pyme del Gobierno de España, Raúl Blanco, quien ha destacado que el sector debe ser “participante activo” en esa búsqueda de la “autonomía estratégica” de semiconductores. “La ley europea de chips promueve un marco de actuación para que la UE produzca el 20% de chips que necesita su industria. Debemos aprovechar nuestras capacidades a nivel tecnológico y de conocimiento”, ha señalado, detallado que Europa cuenta con 21 proyectos de 400 millones de euros de inversión.

No en vano, la crisis de los microchips lleva ya un año azotando la industria mundial y, en concreto, la aragonesa. De hecho, la planta de Opel en Figueruelas ha vuelto a anunciar paros productivos para los próximos días, suprimiendo los tres turnos del viernes y el sábado de la línea del Corsa, la más afectada en las últimas semanas. En la línea 1, dedicada al Crossland y al C3 Aircross, se mantiene la normalidad desde comienzos de año, y la Dirección de la factoría ya está trabajando para recuperar su turno de noche, para lo que ha iniciado el proceso de contratación de 600 nuevos trabajadores.

Print Friendly, PDF & Email