La DGA destinará este año seis millones para la revitalización del pequeño comercio

La recuperación de las ferias será otro de los grandes ejes para este año. Foto: Laura Trives

El Gobierno de Aragón ha incluido en el Presupuesto de 2022 una dotación de unos seis millones de euros para la revitalización del pequeño comercio tras la pandemia, una cifra que refuerza respecto al pasado año algunas de las líneas que más han atraído al sector. La digitalización, el refuerzo de los multiservicios rurales, la modernización del comercio o el asociacionismo serán los principales programas del Ejecutivo para este año, a lo que se añade la aportación del FITE o los fondos europeos que llegarán a los ayuntamientos de Zaragoza, Monzón y Aínsa y la Diputación de Teruel.

Así lo ha explicado el vicepresidente autonómico, Arturo Aliaga, antes de comenzar la reunión del Observatorio Aragonés de Comercio, en donde empresarios, sindicatos y representantes del sector evalúan la dinámica del sector y sus necesidades para los próximos meses. Un pequeño comercio que “hace ciudad”, con “una función social en muchos municipios” donde “permite el abastecimiento de la población”, ha resaltado el consejero del ramo.

La recuperación de las ferias será otro de los grandes ejes para este año, toda vez que las circunstancias sanitarias sean más proclives a la organización de estos grandes eventos. “En marzo ya tendremos la Feria del Mueble. Vamos a recuperar la presencialidad”, ha celebrado Aliaga. Aunque el principal encuentro llegará con FIMA a finales de abril, después de que haya tenido que aplazarse por, precisamente, la explosión de la séptima ola.

Asimismo, Aliaga ha destacado las políticas del Ejecutivo en favor de estos comercios, como las convocatorias de eficiencia energética o autoconsumo. “Hay ambiente en el sector. Se ha recuperado el consumo. Es fundamental la recuperación económica y mantener la confianza de los consumidores. Las cifras positivas de empleo también repercuten en los consumos”, ha afirmado.

Un comercio que también se ha visto salpicado en los dos últimos años por la pandemia de la Covid19, con restricciones de horarios, aforos y confinamientos que han reducido sus posibilidades de ventas. Precisamente, este sector es también protagonista en la petición que el Ejecutivo ha realizado a Moncloa para que pueda disponer de los 75 millones de euros en ayudas a la solvencia empresarial que no se adjudicaron a final de año. “Vamos a intentar que los sobrantes se puedan aplicar a las empresas que han tenido dificultades, con especial fuerza en el comercio, turismo y hostelería”, ha recordado Aliaga.

Print Friendly, PDF & Email