Alerta para las empresas: repuntan en Zaragoza las estafas «Man in the middle»

La Policía ha recibido en las últimas semanas varias llamadas y denuncias por este asunto

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón alertan de un nuevo repunte de estafas a empresas y negocios cometidas con el método “Man in the middle” o intermediario. El grupo de delitos tecnológicos de esta Jefatura ha tenido constancia de la interposición en las últimas semanas de varias denuncias y llamadas de víctimas que decían haber sido estafadas con un mismo método, ya conocido por los agentes.

Básicamente, el modus operandi consiste en que el ciberdelincuente intercepta la comunicación entre dos o más empresas, que realizan de manera habitual transferencias de importantes cantidades de dinero, suplantando la identidad de una u otra según cuál sea su objetivo en ese momento, para ver la información y modificarla a su antojo, sin que en ningún momento los interlocutores legítimos tengan conocimiento del engaño.

Normalmente informan de un cambio del número de cuenta bancaria en el que a partir de ese momento se deberán realizar los pagos, tratándose de una cuenta que está a nombre de una persona que actúa de mero intermediario, que cobra el dinero y se lo hace llegar a otros miembros de la organización criminal a cambio de un porcentaje previamente pactado entre ellos.

Consejos

Desde la Policía, recomiendan dar especial importancia a las medidas de seguridad informática de la empresa, mediante el uso de antivirus, la continua actualización de software de los equipos informáticos y protegiendo la red wifi con contraseñas robustas.

También advertir al personal de la empresa, en especial al área que se encarga de la contabilidad, de las estafas que pueden producirse para que se mantengan en continua alerta.

Antes de realizar cualquier pago confirmar con la empresa que lo solicita la veracidad de dicha transacción, vía telefónica o incluso por videoconferencia, así como si realizan pagos habituales a una determinada cuenta bancaria y de pronto llegan instrucciones por correo electrónico de un cambio en la misma. También sospechar de los correos electrónicos que contengan errores ortográficos que nos llamen la atención o que contengan enlaces que nos deriven a una factura o a algo similar.

Print Friendly, PDF & Email