Zaragoza impulsa la regulación de instalación de energía verde en equipamientos municipales

El objetivo es contribuir a la producción sostenible de energía

La Comisión de Urbanismo ha aprobado esta mañana de manera inicial la modificación aislada número 197 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con el objeto de regular la implantación de energías renovables limpias en edificios de equipamientos.

La intención es poder regular, por ejemplo, la posible instalación de placas para la captación de energía solar sobre las cubiertas de los edificios municipales de equipamiento, posibilitando que la energía generada se destine al consumo de los propios equipamientos o que se incorpore a redes de distribución más extensas.

De esta manera, como ha indicado el consejero de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano, se pretende “utilizar en la medida de lo posible el patrimonio municipal para contribuir a la producción sostenible de energía, sobre todo eléctrica, a la reducción de la huella de carbono y a la mitigación del cambio climático”.

Por ello, esta modificación planteada contempla utilizar tanto las cubiertas de edificios municipales como sus parcelas. Con todo esto se hará posible que el Ayuntamiento se beneficie directa o indirectamente con una actividad que le permitirá reducir el gasto energético, considerablemente recrecido a lo largo del último año, en detrimento de otras partidas a las que debe hacer frente.

Para esto, tal y como recoge el documento aprobado inicialmente, “se considera necesario modificar la regulación de los equipamientos municipales, de modo que las parcelas así calificadas y las construcciones que soportan puedan utilizarse como soportes de elementos para la producción de energía eléctrica y térmica a partir de fuentes renovables limpias, aunque no se destine al consumo del propio equipamiento, y siempre que se garantice la compatibilidad con su funcionamiento normal y el cumplimiento de todas las normas urbanísticas o de otra naturaleza que estén vigentes”.

Así, se establece que, en parcelas de titularidad municipal, la calificación de equipamiento sea compatible con la producción de energía de fuentes renovables, siempre y cuando se cumplan distintas condiciones.

Por un lado, que la parcela esté edificada y destinada al uso de equipamiento previsto, para evitar que las instalaciones de aprovechamiento energético lleguen a constituir, de hecho, una alternativa a dicho uso; que las construcciones en que se coloquen los elementos de captación y producción de energía mantengan íntegramente la capacidad para ejercer las funciones que les son propias; que el terreno no edificado mantenga su aptitud para todas las actividades al aire libre y zonas ajardinadas, así como para soportar en el futuro nuevas construcciones acordes con su destino; que no se causen afecciones sobre el exterior de la parcela; y que en construcciones sometidas a protección cultural o situadas en entornos de bienes protegidos o en la zona B del PGOU (Centro Histórico de Zaragoza y recinto de La Cartuja de la Concepción), los proyectos de instalación satisfagan todas las condiciones sobre el patrimonio cultural, además de obtener el informe favorable de la propia Comisión de Patrimonio competente.

En definitiva, tal y como ha expresado Víctor Serrano, “venimos a adaptar nuestra normativa a la realidad de lo que ocurre hoy en día en las ciudades, con la intención de no generar obstáculos o problemas a la hora de contemplar la posibilidad de instalar elementos de generación de energía verde y sostenible”.

Y en esa línea, Serrano ha asegurado que “se estudiarán con interés las enmiendas que se presenten a esta modificación y se incorporarán si mejoran la propuesta y contribuyen al objetivo final de eliminar obstáculos para instalar energía sostenible en equipamientos o parcelas municipales”.

Print Friendly, PDF & Email