Vox y la España Vaciada, claros triunfadores de las elecciones en Castilla y León

Soria ¡Ya! ha irrumpido con fuerza al sumar tres escaños // Foto: Twitter Soria ¡Ya!

Triunfo del Partido Popular en las elecciones de Castilla y León, pero las mejores noticias llegaron para Vox y Soria ¡Ya!, que lograron trece y tres diputados, respectivamente. De hecho, el PP necesita de la formación liderada por Santiago Abascal porque con los 31 procuradores no le alcanza para poder gobernar en solitario, pues la mayoría absoluta se establece en los 41. Malas sensaciones para el PSOE, que aúna 28 diputados, perdiendo siete respecto a 2019. Y debacle para Ciudadanos, que pasa de sumar doce a tan solo un escaño. Las reacciones de la política aragonesa, que mira de cerca a su periodo electoral del próximo año, no se han hecho esperar. Como era previsible, disparidad de opiniones entre las diferentes grupos en función de los resultados cosechados por sus “compañeros” castellanoleoneses.

Pese a que socialistas y liberales se han dedicado a reflejar el fracaso de los populares, que no han conseguido su objetivo de rozar la mayoría absoluta cuando decidieron adelantar las elecciones, no se han detenido en mirar la otra cara de la moneda. El espíritu combativo contra la despoblación cobra fuerza con la incontestable irrupción de Soria ¡Ya! (42,3% del voto en la provincia), además de la entrada en las Cortes de Castilla y León de partidos como Unión del Pueblo Leonés (UPL) o Por Ávila.

Satisfacción en Vox y preocupación del cuatripartito 

Desde Vox, califican el resultado de “gesta” considerando que han obtenido un efecto por encima de sus expectativas. “Hemos obtenido representación en ocho de las nueve circunscripciones a pesar de contar durante toda la campaña con un intento de demonización de nuestra marca, y con un intento de influencia en los resultados”, defiende el portavoz de la formación en el Parlamento aragonés, Santiago Morón. Al tiempo, ha resaltado la importancia de su grupo para “salvar la amenaza del sanchismo y de los comunistas”.

A nivel general, emerge un sentimiento de preocupación desde el cuatripartito precisamente a raíz del auge de Vox. El secretario de Organización del PSOE, Darío Villagrasa, remarca el “fracaso del PP” en detrimento de la formación liderada por Santiago Abascal a escala nacional. “Mañueco convocó las elecciones para gobernar en solitario y ahora lo hará atado de pies y manos de trece diputados de Vox. Como se dice comúnmente, para este viaje no hacían falta alforjas”, lamenta. “La realidad es que ese cambio de ciclo del que tanto habla el PP ya ha llegado: su socio oficial y preferente es oficialmente Vox, que ya ha puesto sobre la mesa algunas de sus exigencias”, critica.

Mientras, desde Podemos reconocen que toca una amplia reflexión para abordar los próximos tiempos porque “los resultados del bloque progresista no han sido buenos”. “El PP se ha convertido en rehén de Vox y acabarán gobernando en coalición, lo que es una mala noticia para los derechos y libertades de los castellanos y leoneses”, sostiene su portavoz, Marta de Santos. Una línea similar ha seguido el presidente de CHA, Joaquín Palacín, para el que los populares “se han echado en brazos de la ultraderecha”. “Pensaba que repetirían los resultados de las pasadas autonómicas de Madrid, pero la realidad ha sido otra”, indica.

Asimismo, desde el PAR manifiestan que resulta evidente que “sociológicamente hay un movimiento de votos hacia Vox”. “Habrá que analizar por qué van tantos hacia ese lado, si es porque los demás estamos haciendo algo mal o no sabemos llegar a la gente”, expone su presidente, Arturo Aliaga. No obstante, cree que no se pueden extrapolar conclusiones a Aragón y asegura que “no habrá consecuencias a corto plazo”.

Para el coordinador general de IU, Álvaro Sanz, el hecho de que los populares “dejen en manos de la ultraderecha” el Gobierno de Castilla y León debe conducir a la necesidad de tejer una alternativa real, social y justa “que frene la involución democrática y el frentismo que arroja el resultado”.

Desde el PP, Jorge Azcón realzó anoche en su cuenta personal de Twitter la “victoria esclarecedora” de su fuerza política. “Supone un rechazo frontal a las políticas de un PSOE radicalizado, que gobierna con la ultraizquierda y con los votos de ERC y Bildu”, reza su tuit.

 

Y por parte de Cs se muestran críticos con los populares. “El PP convocó las elecciones para lograr mayoría absoluta y echar a Cs de la política y ninguna de las dos cosas ha sucedido. Castilla y León pasa de un gobierno moderado y liberal a un escenario más de la trinchera. Si esta es la victoria que querían los populares, tienen que reflexionar”, expresan. En este sentido, piden a PP y PSOE que se sienten a hablar en grande porque “estamos en una situación muy peligrosa”.

Print Friendly, PDF & Email