Un proyecto piloto de inclusión social de 7,4 millones beneficiará a 3.000 personas en Aragón

Está dirigido a aquellos que cobran el Ingreso Mínimo Vital (IMV), la prestación aragonesa (Pacimv) o que, sin cobrar estas rentas, necesiten apoyo

Aragón formará parte de un proyecto piloto de inclusión social, dotado con un total de 7,4 millones de euros provinientes de fondos europeos, cuyo objetivo es que unas 3.000 personas en situación de vulnerabilidad y exclusión en la Comunidad consigan autonomía y se conviertan en “ciudadanos de primera”. Está dirigido, concretamente, a aquellos que cobran el Ingreso Mínimo Vital (IMV), la prestación aragonesa (Pacimv) o que, sin cobrar estas rentas, necesiten apoyo “para su verdadera integración en la sociedad”. Así lo ha explicado la consejera de Ciudadanía, María Victoria Broto, quien ha apuntado que también se realizará una evaluación del proyecto para conocer sus resultados en 2024.

El proyecto comenzará a funcionar este año y se realizará con la colaboración de entidades sociales y locales mediante dos itinerarios diferentes. El primero de ellos será mediante intervenciones comunitarias y el segundo para casos individuales personalizados. La directora gerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Noelia Carbó, ha explicado este lunes ante los medios de comunciación en qué consistirá cada uno de ellos.

Los proyectos comunitarios están destinados a la promoción o integración social de colectivos vulnerables, que están en riesgo de exclusión, y también al desarrollo de áreas territoriales en las que se pueden detectar “graves necesidades sociales”, ha detallado Carbó. Estarán gestionados por las entidades locales, las comarcas y los municipios, que podrán acceder a la financiación mediante una convocatoria de subvenciones que se publicará próximamente. Además, están diseñados para trabajar con todo el colectivo del territorio al que se haga referencia. “Nuestra intención es que podamos alcanzar los 1.000 beneficiarios directos, pero al ser comunitarios tendrían repercusión en toda el área territorial”, ha señalado Noelia Carbó.

Por otro lado, los proyectos individuales personalizados. “Para nosotros es importante entender la inclusión social según el caso concreto”, ha declarado la directora general del IASS. Por ello, se ajustará la intervención a cada caso y su necesidad, pudiendo abarcar desde intervenciones educativas, formativas, laborales o hasta de acompañamiento. Se llevarán a cabo a través de las entidades sociales sin ánimo de lucro y se financiarán mediante conciertos con las mismas. En este caso, se pretende alcanzar los 2.000 beneficiarios directos. Para todo ello se han diseñado equipos multiprofesionales con trabajadores sociales, educadores o psicólogos, entre otros, “para dar a cada persona la respuesta que necesita”, ha concluido Carbó.

Las mejores cifras de la historia de Aragón en inclusión social

Aragón ya lleva un tiempo trabajando por la inclusión en la sociedad de todas aquellas personas en situación de vulnerabilidad. En 2020 “conseguimos 33.000 personas menos en riesgo de pobreza”, ha recordado Broto y es que “hemos apostado siempre por dar respuesta mediante nuestra renta aragonesa o del IMV para que todas las personas que las necesitan, puedan tenerlas”.

En este momento, ha remarcado la consejera de Ciudadanía, “las nóminas que tenemos en Aragón en rentas son las mayores de toda la historia de la Comunidad”. Así pues, a finales del pasado mes de enero había 8.861 nóminas del Ingreso Mínimo Vital, que benefician a 23.168 personas. Además, 2.477 sujetos cobran la prestación complementaria y 38 reciben la renta aragonesa, ya que “no ha habido ninguna solicitud rechazada”, ha concluido Broto.

Print Friendly, PDF & Email