El programa «Patios x el clima» ayuda a los más pequeños a conocer los efectos del cambio climático

Los niños tendrán la oportunidad de darle al patio del colegio unos usos alternativos más allá de los meramente deportivos

Renaturalizar los patios escolares con el fin de dar a conocer los efectos del cambio climático. Este es el objetivo del programa “Patios x el clima”. De esta manera, a través de un proceso participativo de alto contenido educativo y medio ambiental, los niños tendrán la oportunidad de darle al patio del colegio unos usos alternativos más allá de los meramente deportivos, compatibilizando las diferentes zonas con otro tipo de entornos.

La Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental de Aragón ha sido la impulsora de este proyecto. Su director, Carlos Gamarra, ha visitado este lunes el CEIP María Moliner de Zaragoza, uno de los tres centros escogidos para llevar a cabo la campaña. Ha estado acompañado por el director del colegio y por algunos padres del centro.

El actual diseño de la mayoría de patios escolares, donde los niños pasan gran parte del día, no está adaptado a las consecuencias del cambio climático al ser instalaciones carentes de sombra, vegetación o refugio lo que acentúa su vulnerabilidad. Fomentar la renaturalización de los espacios educativos, así como mitigar y adaptarse de los efectos del cambio climático en los entornos escolares es el objetivo principal de esta iniciativa.

Además del CEIP María Moliner, los otros dos centros seleccionados de entre las 46 peticiones, han sido el CEIP Juan Sobrarias de Alcañiz y el CEIP El Alcoraz de Huesca. Gamarra ha remarcado que el fin es que se vaya ampliando a más centros. “Ha habido mucha participación, numerosos centros educativos que han optado, pero al ser un proyecto piloto y para empezar creíamos conveniente el ir poco a poco”, ha señalado.

El equipo de profesionales de la campaña está formado por técnicos del Gobierno de Aragón, «Nómadas – educación ambiental» y todos los agentes sociales, educativos y familiares que colaboran con el colegio, sin los cuales el desarrollo de estas actividades no sería posible. Además, cuentan con el asesoramiento profesional de «Aupro Cooperativa», quienes asesoran y ayudan a impulsar y/o reorientar los proyectos de patio.

La participación de los padres ha sido el factor clave para elegir al CEIP María Moliner, ha destacado Gamarra, de los que ha dicho que «se han sumado y se han involucrado mucho a la hora de presentar diferentes proyectos”. “El proyecto no puede funcionar al margen de la comunidad educativa. Tiene que tener en cuenta el entorno, por su puesto a las familias y evidentemente al profesorado y a los alumnos”, ha indicado.

Respecto a los protagonistas del programa, los niños, el director de Cambio Climático y Educación Ambiental de Aragón ha expresado que su respuesta ha sido «fabulosa». «Las pocas actuaciones que se han hecho en este sentido tienen una respuesta maravillosa. Los patios inclusivos también la están teniendo y por eso los padres tienen tanto interés en este tipo de cuestiones», ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email