El precio de la vivienda de segunda mano en Aragón sube casi un 2% frente al año pasado

Esta cifra registró un ascenso mensual del 0,19%, el tercero menos intenso de España

La vivienda de segunda mano en Aragón en enero de 2022 tuvo un precio medio de 1.325 euros por metro cuadrado. Esta cifra registró un ascenso mensual del 0,19%, el tercero menos intenso de España. Interanualmente, subió un 1,86%, según el informe mensual de precios de venta de pisos.com.

Aragón fue la séptima autonomía más barata del país, por detrás de Extremadura (808 euros por metro cuadrado), entre otras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en enero de 2022 registró un precio medio de 1.883 euros por metro cuadrado, arrojando un ascenso mensual del 0,26%. De un año a otro, la cifra registrada marcó una subida del 3,30%.

Teruel fue la octava capital española más asequible. Mensualmente, Huesca (1,72%) arrojó la tercera subida más intensa del país. Teruel (0,31%) subió de forma más moderada. Zaragoza (-0,11%) fue la tercera provincia española que menos se ajustó. Respecto a enero de 2021, todas subieron, arrojando Teruel (2,23%) la subida más intensa de España. Con 837 euros por metro cuadrado, Teruel fue la octava provincia más barata de España en enero de 2022. Por su parte, Huesca (1.188 euros por metro cuadrado) y Zaragoza (1.424 euros por metro cuadrado) fueron un poco más caras.

Respecto a las capitales aragonesas, Zaragoza (0,01%) fue la tercera capital española que menos se incrementó en el último mes. Huesca (-2,95%) lideró el listado nacional de bajadas, y Teruel (-0,57%) contuvo su ajuste. De un año a otro, todas las capitales de Aragón subieron, registrando Zaragoza (3,80%) el incremento más intenso de la autonomía. Con 1.234 euros por metro cuadrado en enero de 2022, Teruel fue la octava capital más asequible de España. Huesca (1.746 euros por metro cuadrado) fue la más cara de la región, y Zaragoza (1.689 euros por metro cuadrado) se quedó muy cerca.

Según el director de Estudios de pisos.com, Ferran Font, “la vivienda afronta un nuevo ejercicio en el que el precio continuará su trayectoria ascendente”. El portavoz del portal inmobiliario indica que “la segunda mano evolucionará de forma sostenida, creciendo con moderación. No obstante, si la obra nueva tarda en resolver la crisis de suministros y el coste de los materiales y la mano de obra crece por encima de lo asumible, el encarecimiento de las promociones acabará trasladándose a la vivienda usada y complicando el acceso a esta tipología”. En cualquier caso, Font ha recordado que “todavía hay ahorro acumulado y queda demanda embalsada por cubrir, tanto de repositores como de inversores”.

El directivo ha señalado que “el mercado residencial va a consolidarse a lo largo de 2022 y 2023, después de cerrar un año el que se han roto récords de transacciones e hipotecas”. Así, Font ha matizado que “hemos dejado atrás dos años atípicos: un 2020 marcado por la contención y un 2021 muy explosivo. Ahora lo que toca es estabilizar la vuelta a la normalidad inmobiliaria, que deberá acompañarse de un escenario financiero prudente, pero flexible para dar cabida a un espectro más amplio de compradores”.

Print Friendly, PDF & Email