El PP exige revertir unos pliegos de asistencia sanitaria terrestre que «atacan» al mundo rural

El nuevo modelo asistencial de la DGA “ahonda todavía más si cabe en la brecha asistencial que existe entre el medio rural y el medio urbano”

El Gobierno de Aragón presentó este jueves los nuevos pliegos del servicio de asistencia sanitaria urgente terrestre, que saldrán a licitación el próximo 1 de marzo. Ese mismo día ya recibió las críticas de la oposición, en concreto de la portavoz del PP en Sanidad, Ana Marín, pero este sábado ha sido la secretaria general de la formación, Ana Alós, quien ha insistido en que el nuevo modelo asistencial de la DGA “ahonda todavía más si cabe en la brecha asistencial que existe entre el medio rural y el medio urbano”.

Desde el PP consideran que el nuevo plan “además de no resolver las carencias estructurales del servicio, mantiene el sistema de localización en vez del de presencialidad aumentando así el tiempo de respuesta ante una urgencia que puede ser vital para los ciudadanos”. Esa es una entre otras razones que han provocado que la formación popular haya exigido al Gobierno de Lambán que “revierta de forma inmediata” los pliegos del nuevo contrato.

Alós ha denunciado la supresión de 15 ambulancias, cuya eliminación “supone un ataque inaceptable del Gobierno de Lambán y su cuatripartito al mundo rural que convierte a sus habitantes en ciudadanos de segunda, y favorece la despoblación”. En concreto, según apuntan desde el PP, los servicios que la DGA pretende eliminar son los de Biescas, Lafortunada y Benabarre en Huesca; los de Maella, Sástago, Herrera de los Navarros y Luna en la provincia de Zaragoza, y las ambulancias de Muniesa, Alcorisa, Mas de las Matas, Perales de Alfambra, Orihuela del Tremedal, Cella, Sarrión y Mosqueruela en la demarcación turolense.

“Se trata de un recorte inaceptable, un golpe más a un sistema sanitario que no cesa de experimentar retrocesos con el cuatripartito, como el recorte presupuestario del 4% en el Área de Sanidad, el aumento de las listas de espera o el cierre de consultorios”, ha añadido la oscense. Y es que, desde el PP, consideran que esas ambulancias que se van a suprimir deberían haberse convertido en Soporte Vital Básico (SVB), en el que intervienen dos personas: conductor y técnico.

Además, la secretaria general del PP ha resaltado el especial “maltrato” que va a sufrir la provincia de Teruel a raíz de la eliminación de ocho ambulancias convencionales. “¿Qué tiene el cuatripartito contra Teruel, por qué este Gobierno no hace más que quitarle servicios básicos, lo que repercute directamente en pérdida de población?”, se ha preguntado. Por todo ello, los populares instan a rectificar “de inmediato” el nuevo modelo de transporte sanitario y a elaborar un nuevo pliego de condiciones. “Esperamos una respuesta rápida”, porque -ha puntualizado Alós- “estamos en situación de emergencia”.

Mociones en las instituciones provinciales

Alós también ha informado de una campaña de mociones que está llevando a cabo su formación en las tres instituciones provinciales de Aragón, con el objetivo de sumar apoyos a la reformulación del sistema asistencial. La DPH aprobó la propuesta por unanimidad, la DPZ rechazó la iniciativa popular con el voto en contra del PSOE, mientras que la DPT todavía no ha abordado la situación al no haber celebrado su sesión plenaria, ha subrayado Alós.

Asimismo, preguntada por si hubiese sido necesario rescindir el contrato con la actual empresa gestora tras cometer ciertas irregularidades, Alós ha expresado que ahora hablar de ello “ya no tiene trascendencia” porque los pliegos están para licitación, pero exige que “como mínimo, ese modelo no lleve los servicios a peor”. Sin embargo, ha advertido de un “incumplimiento reiterado” del contrato por parte del Gobierno de Aragón y la compañía adjudicataria.

Print Friendly, PDF & Email