La DGA destina 4 millones de euros más al refuerzo de la asistencia sanitaria urgente

La previsión del Ejecutivo autonómico es que en el mes de septiembre ya esté a pleno rendimiento

El Gobierno de Aragón a través del Servicio Aragonés de Salud está ultimando una nueva propuesta para reorganizar el transporte sanitario urgente en la Comunidad, con el objetivo de mejorar el modelo de atención integrado garantizando siempre la equidad en todo el territorio, es decir, “no se disminuye la atención al medio rural o el medio urbano”, ha asegurado la gerente del 061 Aragón, Amparo García. El plan cuenta con un presupuesto que incrementa en cuatro millones de euros al anterior, una duración de cuatro años y su licitación saldrá publicada en el BOA el próximo 1 de marzo. La previsión del Ejecutivo autonómico es que en el mes de septiembre ya esté a pleno rendimiento.

El gerente del Salud, José María Arnal, ha explicado que para realizar el traslado del paciente es necesario “un medio de transporte que desde el domicilio o el centro de salud garantice el traslado en el menor tiempo posible y en las mejores condiciones sanitarias”. Para poder trabajar en los diferentes puntos del territorio y garantizar este servicio, la DGA ha mantenido reuniones con la FABZ y con las tres instituciones provinciales (DPZ, DPH y DPT).

Además, según ha apuntado Amparo García, “se han tenido en cuenta las características sociodemográficas de la población, la centralidad de los recursos de soporte vital básico, el acceso a las vías de comunicación y otros recursos sanitarios, la situación geoestratégica de los recursos que planteamos, y lógicamente, la actividad”. Asimismo, para atender las zonas marginales de la Comunidad, el Gobierno aragonés mantiene acuerdos con las regiones limítrofes en caso de urgencia sanitaria.

Actualmente, la empresa gestora del servicio cuenta con unos 560 trabajadores en plantilla, pero para poder cumplir con este nuevo modelo, la gerente del 061 avanza que se tendrá que ampliar en torno a 80 personas más. Por otro lado, se van a aumentar las horas de los recursos de presencialidad semanal, que pasarán de las 2.147 a las 5.033. En cuanto a las ambulancias previstas para la atención de la urgencia, habrá únicamente dos tipos: Soporte Vital Básico (SVB), que cuenta con conductor y técnico y es activado en caso de traslado técnico; y Soporte Vital Avanzado (SVA), donde se incluyen las UME (médico, enfermero, conductor y técnico) y las UVI (conductor, médico y enfermero), y que se utilizan cuando se prevé una necesidad de asistencia sanitaria en ruta.

Las ambulancias convencionales «abandonan» la urgencia

Desparecen del ámbito de la urgencia por tanto las ambulancias convencionales, que según la normativa vigente no son vehículos acondicionados para la asistencia sanitaria en ruta y que por sus propias características no se utilizan para atender la urgencia sanitaria. “Este cambio no implica un empeoramiento en el servicio de los municipios afectados, más bien al contrario, ya que con la nueva organización se garantiza un menor tiempo de respuesta en cualquier parte del territorio”, ha señalado Amparo García.

Siete de las actuales ambulancias convencionales pasan a ser SVB. Además, los SVB centralizados territorialmente para dar servicio al resto de municipios aumentarán su presencialidad lo que permite reducir en al menos 15 minutos la activación del recurso (las ambulancias convencionales no cuentan con conductor de presencia física y por ello siempre tienen un tiempo de activación de quince minutos). “Con esta distribución, cualquier ciudadano está a menos de 30 minutos de un soporte vital básico”, ha apuntado la gerente del 061.

De esta forma, en la nueva propuesta del Gobierno de Aragón los SVB suben a 52 y los vehículos de este tipo con presencialidad las 24 horas del día pasan de seis a 20, incluyendo los fines de semana. También se incrementa el número de vehículos de SVB especiales para condiciones climatológicas adversas, que pasan de seis a once, y se incorporan dos nuevos dispositivos: un SVAE (que cuenta con enfermero, un técnico y conductor) para dar soporte a traslados de secundarios entre hospitales; y el vehículo de intervención rápida (VIR), una unidad de apoyo para la ciudad de Zaragoza que cuenta con médico, enfermero y técnico.

Previo a su elaboración se ha monitorizado la actividad de todos los recursos actuales desde el 1 de agosto de 2018, para poder adecuar los servicios requeridos en el mismo a la demanda y necesidades reales de los aragoneses. El presupuesto de licitación previsto supera a la actual adjudicación en más de cuatro millones de euros anuales.

Penalizaciones a la gestión del actual servicio

La gerente del 061 se ha referido también a las protestas que han ocurrido en los últimos meses convocadas por el personal sanitario de ambulancias. En este sentido, García ha defendido que es la empresa gestora del servicio la que tiene que “cumplir las obligaciones del contrato”, y que si esa empresa “no responde adecuadamente tiene unas penalizaciones”.

García ha afirmado que la empresa actual ha recibido penalizaciones “cuando no ha cumplido con los pliegos del contrato”, y que esto se ha producido, sobre todo, por situaciones relacionadas con la no prestación de un servicio ágil de la asistencia, ruedas pinchadas de los vehículos o actos vandálicos en las propias ambulancias. “Ese conflicto no tiene que repercutir en el servicio”, ha enfatizado el gerente del Salud.

Más de 130.000 movilizaciones en 2021

El 061 Aragón gestionó en 2021 137.337 movilizaciones de recursos de asistencia sanitaria. Del total, 7.167 corresponden a ambulancias convencionales; 66.000 a vehículos de Soporte Vital Básico; 12.716 de Unidad Móvil de Emergencia (UME); 9.200 UVIS móviles; unos 2.900 vehículos de intervención rápida (VIR) y 976 movilizaciones de recursos de otras entidades como Cruz Roja, DYA, o los propios helicópteros del Salud.

Print Friendly, PDF & Email