El Salud recuperará la actividad quirúrgica ante la mejora de esta séptima ola

Las hospitalizaciones convencionales y las de UCI están bajando “de un modo firme”

Los hospitales aragoneses van a recuperar la actividad quirúrgica con normalidad fruto del descenso continuo de positivos que se está sucediendo en las últimas jornadas. Así lo ha confirmado este jueves el gerente del Servicio Aragonés de Salud, José María Arnal, asegurando al mismo tiempo, y después de reunirse con los diferentes hospitales aragoneses, que las hospitalizaciones convencionales y las de UCI están bajando “de un modo firme”.

Esta condición, asegura Arnal, “no es fruto de la casualidad” sino que se debe también en parte al gran esfuerzo que han realizado los trabajadores sanitarios, tanto en los cuidados hospitalarios como en la vacunación, de la Covid y de la gripe. “Son casi dos años de pandemia, no hemos tenido tiempo de adaptarnos por las continuas olas que hemos sufrido, pero todos los sanitarios han dado el do de pecho”, ha expresado el gerente del Salud.

«La respuesta ha sido ejemplar y desde el Ejecutivo hemos sido rápidos en tratar esos problemas», ha asegurado Arnal, como ha sido para la contratación de personal de enfermería para cubrir las bajas o reforzar una plantilla al borde del colapso en muchos momentos. Un colectivo, precisamente, que junto al de fisioterapia se ha movilizado este jueves para denunciar el grave deterioro, abandono y precariedad que sufre la Atención Primaria y exigir medidas. “El término de fatiga pandémica se acuñó pronto, porque lo estamos sufriendo ahora”, ha valorado, al mismo tiempo que confiaba en que en este momento se produzca una “reflexión”.

El gerente del Salud, con los últimos datos en la mano, augura que la situación “va a normalizarse, que las cosas volverán a su ritmo” o que incluso “ya están volviendo”, debido a la reducción de los casos o el estado actual de la vacunación. Asimismo, Arnal ha apuntado que la séptima ola podría decirse que comenzó a finales de noviembre, pero que no tienen esa “bola de cristal” para definir cuando termina. Si bien, ha apuntado que el aumento de los autotest ha favorecido, obviamente, el número de diagnósticos y que habrá que esperar a ver “dónde bajamos el nivel de endemia” para poder afirmar que esta ola ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email