Aragón estrena una unidad para la atención integral de mujeres que han sufrido mutilación genital

Desde su puesta en marcha han sido atendidas siete mujeres

El 6 de febrero se celebra Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital. En Aragón, desde septiembre está funcionando una unidad de referencia para la atención integral de mujeres que han sufrido esta violencia, siendo la tercera comunidad autónoma en poner una iniciativa similar en España. Está integrada por profesionales de Atención Primaria, Ginecología y Salud Mental, y trabaja en colaboración con Médicos del Mundo, con el fin de dar una atención multidisciplinar a las pacientes y sus familias.

Desde su puesta en marcha han sido atendidas siete mujeres. Las demandas en general están relacionadas con falta de información: saben que están mutiladas pero tienen muchas preguntas y dudas. Se ha realizado atención ginecológica y psicológica, siendo detectada también la necesidad de información sexológica. Algunas han necesitado el acompañamiento de una mediadora intercultural y se detecta también si hay otros tipos de violencia asociados, como por ejemplo los matrimonios forzados.

En el año 2019, desde el Departamento de Sanidad de Aragón se creó un grupo de trabajo con el objetivo de elaborar una guía que permitiera a los profesionales sanitarios aragoneses conocer cuál es el procedimiento específico que deben seguir cuando una mujer con mutilación genital femenina acude al sistema sanitario para demandar ayuda por alguna consecuencia derivada de la misma, dotando de importancia a todo el proceso y poniendo el foco en la valoración integral de la mujer que demanda ayuda, sin centrarse solamente en las posibles intervenciones quirúrgicas reconstructivas.

En este sentido, las actuaciones a realizar se centran en prestar asistencia a las posibles consecuencias, sexuales, psicológicas y físicas que algunas mujeres puedan plantear. En caso de mutilaciones graves o con secuelas importantes pueden precisarse intervenciones quirúrgicas reparadoras como la desinfibulación u otras, que deben ser realizadas lo antes posible.

Facilitar a las mujeres una atención integral y asesoramiento. Para poder llevar a cabo estas actuaciones se precisa de un trabajo coordinado y multidisciplinar involucrando en ello a diferentes profesionales del sistema sanitario de Aragón, que acompañen a la mujer/pareja en este proceso, desde la primera demanda, pasando por la valoración de las consecuencias, la pertinencia de la intervención reparadora o reconstructiva hasta el seguimiento posterior.

Y con ese fin se creó la unidad ubicada en el Centro de Especialidades Inocencio Jiménez. Un paso más en el camino recorrido en Aragón en materia preventiva y de actuación para la identificación de familias de riesgo, siendo la segunda comunidad autónoma en tener un protocolo de actuación, por detrás de Cataluña, y la primera en actualizarlo en consonancia con el nacional.

El Ministerio de Sanidad elaboró en 2015 un protocolo común de actuación sanitaria ante la MGF que contempla que las actuaciones de profesionales sanitarios se deben realizar desde una perspectiva integral y multidisciplinar con la finalidad de procurar una coordinación de acciones y garantizar la continuidad de cuidados a la persona superviviente de la mutilación genital femenina. En el protocolo aragonés, actualizado en 2016, se contempla la valoración de las posibles secuelas de la MGF practicada, para poder paliar los daños producidos por la misma.

Print Friendly, PDF & Email