La séptima ola y el particular Everest del barrio zaragozano de Valdespartera-Montecanal

La zona de salud de Valdespartera-Montecanal ha notificado más de 12.000 positivos

La séptima ola del coronavirus en Aragón ha dejado datos cuando menos curiosos, a la vez que preocupantes: el pico más elevado de positivos desde que el virus llegase a la Comunidad con más de 8.000 casos; altas cifras de hospitalización y nuevamente presión en la Atención Primaria, y restricciones que han derivado en rifirrafes continuos entre el Gobierno de Aragón, los hosteleros y el TSJA a raíz, principalmente, del pasaporte Covid. Pero si hay que elevar un nombre por encima del resto ese es del barrio zaragozano de Valdespartera-Montecanal, que sin duda ha sido el gran protagonista de esta séptima ola epidémica, una más por cierto que el resto de España.

Entre el 6 de diciembre de 2021 y el 31 de enero de 2022, relativamente el periodo de tiempo que ha durado esta nueva curva de contagios -no existe fecha exacta de comienzo de la ola- la zona de salud de Valdespartera-Montecanal ha notificado más de 12.000 positivos. De lejos, la demarcación sanitaria que más ha sufrido la virulencia de la variante delta y la llegada de la nueva inquilina ómicron.

Si este mes de enero que acaba de terminar lidera el negativo ranking de ser el mes con más contagios de toda la pandemia, ya que más del 39% de los positivos desde febrero del 2020 se han concentrado en este 2022, con 141.232 casos; Valdespartera ha acumulado en estas dos últimas mensualidades más del 8% de los casos notificados en esta séptima ola en Aragón (cerca de 12.448 en total hasta el 3 de febrero).

La zona básica de salud de este distrito zaragozano ha encabezado día tras día, con alguna excepción, los lugares aragoneses con mayor incidencia de la Covid-19. En concreto, el 12 de enero de este año Valdespartera-Montecanal notificó 293 positivos, aunque es cierto que muchas jornadas ha superado con creces la barrera de los 200. Pero sin duda, lo que ha marcado con claridad el devenir de este distrito en estos últimos meses de pandemia ha sido su incidencia acumulada tanto a siete como a catorce días.

 

La curva de contagios del área de salud de Valdespartera-Montecanal

Una curva que simboliza ese Everest particular que ha experimentado el barrio en cuanto a número de contagios. Aunque la séptima ola comenzó a coger forma allá por el puente de diciembre, cuando los positivos se incrementaban día sí y día también, el 16 de noviembre, es decir, más de un mes antes, la IA del barrio por cada 100.000 habitantes a siete días ya superaba la media de Aragón (88,2 casos por los 87,3 de la región).

En esa comparación entre el suroeste zaragozano y la región aragonesa, la curva de la incidencia ha sido siempre mayor en Valdespartera. Aragón alcanzó su pico de mayor media de casos por cada 100.000 habitantes el 13 de enero al notificar 3.295,3 positivos por cada 100.000 personas, mientras que el de Valdespartera llegaría dos días después, es decir, el día 15, con 4.755,6. Esa misma jornada, además, la provincia de Zaragoza también alcanzaba su pico, con 3.231,7 contagios.

Actualmente, una vez entrados ya en el mes de febrero con la reducción de los casos y la relajación de las medidas restrictivas, el barrio mantiene una IA de 2.000,3 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la de Aragón es de 1.315,8. Aunque uno de los datos que más simboliza la escalada que ha experimentado esta zona básica de salud es la incidencia a catorce días, con unos números que se elevaron hasta los 9.012,5 casos cada 100.000 habitantes el 20 de enero de este año. De lejos, la más elevada de la Comunidad en esta séptima ola.

Print Friendly, PDF & Email