Los inmunodeprimidos ya han empezado a recibir la cuarta dosis contra la Covid

El denominado grupo 7 aúna a entre 6.000 y 7.000 pacientes en Aragón

La cuarta dosis para combatir el coronavirus en Aragón ya se ha empezado a inocular en el denominado grupo 7, es decir, a pacientes inmunocomprometidos. Esto se traduce en personas con un muy alto riesgo de padecer la enfermedad de manera grave y que reciben tratamiento con fármacos inmunosupresores. Se incluyen trasplantados, personas con síndrome de Down de 40 años o más, enfermos de cáncer y pacientes de VIH o fibrosis quística. Así lo anunciaron este jueves la consejera de Sanidad, Sira Repollés, y el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, en la rueda de prensa para informar sobre la nueva flexibilización de medidas en la Comunidad.

“El grupo 7, que aúna a entre 6.000 y 7.000 pacientes, ya fue el primero en ponerse la tercera dosis en septiembre”, recordó la responsable en materia sanitaria. Teniendo en cuenta que han transcurrido cinco meses desde ese tercer pinchazo, sumado al alto nivel de propagación que ha demostrado la variante ómicron y a la reducción de anticuerpos, las autoridades sanitarias han decidido aprobar esta cuarta vacuna para dicho grupo de especial sensibilidad. En la actualidad, no se ha autorizado para ningún otro colectivo.

Además, según explicó Falo, estas personas no deberán autocitarse a través de la aplicación o la web del Salud Informa como sucede con las terceras dosis de la población general. “Serán los propios centros sanitarios los que harán un llamamiento proactivo”, remarcó.

Ritmo en la vacunación

Por otro lado, el propio director del Salud reconoció que a día de hoy el ritmo en la vacunación no es el mismo que cuando se inició el proceso de inoculación de dosis. “Seguimos creciendo, pero nos gustaría crecer más rápido. La situación actual no es la misma que meses atrás”, resaltó. No obstante, se mostró igualmente satisfecho porque “ir creciendo cinco puntos porcentuales cada semana motiva a que se vaya manteniendo y aumentando ese ritmo”.

Asimismo, quiso hacer hincapié en la efectividad de la medida de la primovacunación con dosis semanales que lleva implantándose desde octubre de 2021. “Las personas vacunadas con una o dos dosis estaban más protegidas frente a la infección sintomática respecto a las no vacunadas”, aseguró, al tiempo que insistió en la idea de que la vacuna sigue siendo “la herramienta para abordar la pandemia ahora y en el futuro”.

En este sentido, Repollés expuso una comparativa entre la población vacunada y la no vacunada. Han tenido infección uno de cada once vacunados (seis veces menos que los no vacunados), mientras que han sido hospitalizados dos de cada 100 (44 veces menos) y han ingresado en UCI dos de cada 1.000 (56 veces menos). En última instancia, manifestó que la reinfección entre los vacunados ha sido del 0,5%.

Print Friendly, PDF & Email