Las Cortes apuestan por revisar el protocolo de atención a los pacientes de Covid persistente

Desde la oposición, creen que el Ejecutivo de Lambán no ha sido “capaz” de hacer frente a este problema, que se estima que afecta a cerca de unos 15.000 aragoneses.

Continúa la incertidumbre sobre el tratamiento de los enfermos que sufren Covid persistente en Aragón. Tras la realización, por parte de la consejería de Sanidad, de un protocolo específico de atención para estos pacientes, este viernes ha sido la portavoz del PP en materia sanitaria, Ana Marín, quien ha presentado una iniciativa en las Cortes, aprobada con la abstención del cuatripartito, para crear una unidad de equipos multidisciplinares que trate esta patología.

“No han escuchado al colectivo”. Este ha sido el principal motivo que ha llevado a la portavoz popular a presentar una proposición no de ley en el Parlamento para hacer frente a la Covid persistente. “El Gobierno de Aragón creó un proceso asistencial para pacientes post Covid, con una atención integral en la Atención Primaria, pero se olvidaron de escuchar a los propios enfermos”, ha lamentado Marín, quien ha denunciado que el protocolo realizado desde Sanidad no contó con las demandas de la Asociación Long Covid Aragón. “El protocolo actual se queda corto, como ya avisamos, y además no recoge todas las peticiones de la asociación”, ha señalado.

Desde la oposición, creen que el Ejecutivo de Lambán no ha sido “capaz” de hacer frente a este problema, que se estima que afecta a cerca de unos 15.000 aragoneses. Por esta razón, el PP ha presentado una iniciativa -que ha sido aprobada- por la que la DGA deberá revisar el protocolo de actuación ante la Covid persistente, de la mano de la asociación de afectados. Asimismo, tendrá que poner en marcha una Unidad de Referencia Integral para estos pacientes. “Algunos necesitan cardiólogos, neurólogos, psiquiatras… no pueden estar yendo de puerta en puerta, es necesaria una unidad de equipos multidisciplinares”, ha manifestado la parlamentaria.

Abstención del cuatripartito 

Por su parte, el cuatripartito ha apostado por abstenerse y presentar una enmienda a la iniciativa en la que establece la necesidad de “ir revisando el protocolo con encuentros fluidos”. Una acción con la que Marín se ha visto sorprendida, ya que desde su formación han denunciado el “poco contacto que ha habido entre Sanidad y los afectados”. La socialista Olvido Moratinos ha subrayado que el documento elaborado por el Departamento liderado por Repollés es un “protocolo vivo y abierto para adaptarse a las situaciones cambiantes”. Además, ha recordado que es la Atención Primaria la que hace la valoración en vista a una derivación a Atención Hospitalaria o Especializada.

Para Podemos, el tratamiento en la Atención Primaria es “oportuno, ya que garantiza una homogeneidad en el trato y la calidad”, ha aseverado Itxaso Cabrera. Por parte de CHA, Isabel Lasobras ha insistido también en la coordinación entre la Atención Primaria y Especializada. Mientras, desde el PAR, Esther Peirat ha criticado la unidad de referencia propuesta por los populares porque “por volumen de pacientes y de dispersión, la Atención Primaria es necesaria”.

Desde las filas de IU, su portavoz Álvaro Sanz ha reconocido que, a pesar de que Sanidad contaba con la guía de los enfermos, el “protocolo que han elaborado no se corresponde a las demandas de los pacientes”. “Únicamente recoge la petición del Justicia de Aragón”, ha señalado. Por esta razón, su formación ha aprobado la iniciativa del PP. “Son necesarias determinadas herramientas y atenciones y compartimos la propuesta presentada”.

Para Santiago Morón (Vox), el punto de discordia está en si el seguimiento de la atención integral corresponde solo a una unidad o a la Atención Primaria, como comparten desde su formación. Desde Vox, han expresado también que para que haya una “Atención Primaria de calidad, se la tiene que dotar de recursos adecuados”.

Por último, desde Ciudadanos han explicado que el Ejecutivo autonómico “no ha cumplido porque se ha dedicado a innovar en el protocolo”. “No permitimos el lujo de ignorar los trabajos ya realizados; hay que poner en marcha guías clínicas que ya existen e iniciativas que demandan los afectados”, ha concluido la diputada Susana Gaspar.

La iniciativa presentada por el PP recoge también la obligación del Gobierno de reunirse con la asociación, “tantas veces como sea necesario”, para implementar medidas nuevas, ya que las consecuencias de esta enfermedad son “novedosas” y “cambiantes”.

Print Friendly, PDF & Email