El Casademont Zaragoza se reencuentra con Unicaja en un duelo que solo vale ganar

Santi Yusta, en el último partido de Casademont. Foto: Basket Zaragoza

El Casademont Zaragoza se mide este sábado al Unicaja, un viejo conocido de mil batallas y competencia feroz en cada encuentro. A él se midió hace apenas un mes en el Martín Carpena y, de nuevo, cruza su camino con los rojillos, en el asimétrico calendario de la Liga Endesa. Para ello, será imprescindible mostrar otra cara diferente a la mostrada en su cancha. “Reacciones a días tan horribles deben darse con una respuesta y aprovecharlo en la medida que se pueda”, ha señalado el técnico rojillo, Jaume Ponsarnau.

Con la plantilla en idóneas condiciones físicas excepto Stan Okoye, el “coach” ha apelado al compromiso individual y la respuesta colectiva. Así espera el mejor nivel de los suyos ante un “equipazo”, como es Unicaja, que llega con recientes incorporaciones. “Estamos en un momento de buenas sensaciones”, ha declarado el entrenador.

Lo primero que debe hacer el conjunto zaragozano es solucionar el problema de los primeros cuartos, que habitualmente les supone perder el encuentro. Los equipos salen con todo, y ellos deben ir a por ellos y aguantar la acometida. Han trabajado la entrada, cambiado el cinco inicial y ajustado cosas, “pero no hay una explicación muy clara”.

Según ha diagnosticado Ponsarnau, con las dificultades ha aparecido una forma de afrontarlas no adecuada. “Hay gente que se ha responsabilizado individualmente y necesitamos que empiecen los partidos cinco jugadores responsables de lo que hay en cada momento. Eso es lo que nos ha faltado”, ha afirmado el entrenador del Casademont Zaragoza.

Así, los rojillos tienen en el recuerdo todavía la última cita en el Príncipe Felipe, en la que realizó un buen segundo tiempo con una cara solidaria, efectiva y exigente en lo físico. Por su parte, el conjunto de Fotis Katsikaris viene con la baja de Jaime Fernández y dos caras nuevas. Recién aterrizados en la costa malagueña se encuentran Matt Mooney y Dejan Kravic, que vienen a aportar calidad y experiencia.

Print Friendly, PDF & Email