Aragón crecerá un 5,7% en 2022 y recuperará el ritmo perdido en el final de 2021

La tasa de paro de la Comunidad ya se encuentra en el 9%, un punto por debajo que en 2019

La economía aragonesa vio frenado su crecimiento en la segunda mitad del año, reduciendo su incremento a entre el 4,5 y el 4,8% en 2021 por el aumento de precios y los problemas de suministro que ha afectado a buena parte de la industria mundial. Aun así, la Comunidad recuperaría su ritmo perdido a lo largo de este 2022, donde repuntaría al 5,7% y volvería a superar a la media nacional, que se quedaría en el 5,3.

Así lo refleja el último estudio de la Fundación Basilio Paraíso de la Cámara de Comercio, que estima que en 2023 ya se retomarían niveles de crecimiento de “cierta normalidad”, en torno al 3,2% en Aragón y el 3,7% en el conjunto del país. “Los datos suponen que en 2022 casi se habría recuperado el nivel de producción de 2019, a falta de décima y media, mientras que en España todavía faltaría punto y medio”, ha descrito el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Zaragoza y director de informe, Marcos Sanso.

Una dinámica que continuará con la caída de la tasa de paro, que en la Comunidad ya se encuentra en el 9%, un punto por debajo que en 2019, y que llegará al 8,7% en 2022 y el 7,8% en 2023, resaltando que no se tienen en cuenta los trabajadores en ERTE, que cuentan como empleados sin producir. Eso sí, Sanso descarta “sin ninguna duda” que en 2024 se llegue al “pleno empleo” esperado por el presidente Lambán, cifrado en el 5%.

Estas previsiones se han realizado con varias hipótesis, entre las que se incluyen una “normalidad” sanitaria, la resolución de la mayor parte de los problemas de suministro o que el conflicto entre Rusia y Ucrania no provoque ningún “shock negativo”.

Una inflación “inevitable”

Asimismo, en el informe también se recoge el comportamiento de la inflación, que, a juicio de Sanso, era “inevitable” al “poner a funcionar un entramado tan complejo como el sistema global de suministros después de meses parados”. “Aquí tenemos ERTE, pero hay mercados que, si paran, todo el mundo se va a la calle. Volver a poner todo en funcionamiento es costoso, y es lo que estamos pagando”, ha afirmado.

En cualquier modo, el catedrático de Análisis Económico ve “difícil” que los altos aumentos del IPC se mantengan durante los próximos meses, aunque “solo sea por el efecto base” y porque “los precios con los que se comparan ya son los altos de 2021”. “Lo que vimos en abril y mayo, donde los precios del petróleo subían a más del 100%, es imposible que se mantenga en 2022, salvo catástrofe por una guerra. Es impensable que pueda repetirse ese 100%”, ha remarcado Sanso, quien tiene la expectativa de que la inflación media de este año regresará a entre el 2 y 3%.

Print Friendly, PDF & Email