Miguel Marzo toma el testigo de Ricardo Mur como presidente de CEOE Aragón

Marzo también ha estado arropado por los líderes de las principales organizaciones sindicales de la Comunidad

Miguel Marzo Ramo ya es oficialmente el nuevo presidente de CEOE Aragón. Este utrillense, actual director de Recursos Humanos en Pikolin, ha tomado el testigo de Ricardo Mur, líder de la patronal en los últimos tres años, y que se ha despedido emocionado con el cariño recibido. Potenciar la competitividad de las empresas, mantener la estabilidad financiera de la organización y perdurar la unidad de acción con los agentes sociales serán los tres pilares de la nueva CEOE.

En sus primeras palabras tras ser nombrado presidente de la patronal aragonesa, Marzo ha dejado claro su principal propósito: “poner en valor la figura de la empresa y el empresario en la sociedad como la mejor palanca para el desarrollo económico de Aragón”. En este sentido, ha puesto como ejemplo la iniciativa “Aragón en Marcha” que, en los primeros meses de la pandemia, cuando todos los ciudadanos estaban encerrados en sus casas, logró recaudar más de seis millones de euros para traer material sanitario de cualquier punto del planeta. “Trabajar para CEOE es trabajar para Aragón”, ha enarbolado como lema.

Así, Marzo no ha dudado en que la organización “tiene que ayudar a generar las condiciones necesarias para mejorar la competitividad de todas las empresas” de una Comunidad, con numerosas “bazas positivas”, como “una localización privilegiada, liderazgo en sectores estratégicos, un fuerte tejido empresarial e industrial, talento, paz social y estabilidad política”, que “no es poco”. Para ello, continuar con el espíritu de unidad entre los agentes sociales será fundamental, reconociendo la “inestimable aportación” de los sindicatos. “No nos levantaremos de ninguna mesa sin recorrer todas las posibles alternativas para llegar a un acuerdo en el que, aunque todos nos dejemos algo, todas las partes ganen, y con la idea de que ninguna puede únicamente perder”, ha aseverado.

Del mismo modo, ha defendido la “labor clave” de la Universidad y la FP para “alinear el talento con las necesidades de las empresas”, poniendo en valor la Formación Profesional como “modelo ágil y dinámico que puede cubrir nuestras necesidades”. “Tenemos la obligación de detectar los perfiles que nuestras empresas necesitan y transmitirlas a las instituciones educativas”, ha destacado, incidiendo en que los perfiles digitales no son los únicos puestos sin cubrir, como los “chóferes, soldadores, torneros, en la construcción, en la hostelería o en los servicios”.

Despedida de Ricardo Mur

Pero este jueves tenía dos protagonistas, con la despedida de un Ricardo Mur emocionado al recibir el cariño del tejido empresarial y político de la Comunidad. Llegó al cargo en 2019, para completar la transición que había iniciado Fernando Callizo en 2016, y, aunque “pensaba que sería una presidencia placentera y tranquila”, tuvo que afrontar la gran crisis económica y social provocada por la pandemia. Ahí dio “un paso al frente”, como él mismo ha reconocido, para “estar al servicio de la sociedad”.

En ese momento “había que asumir riesgos” y “tender puentes” con el Gobierno y los sindicatos. “Hemos tratado de mostrar que Aragón es tierra de acuerdos, concordia y seguridad para desarrollar nuestra actividad de forma correcta y traer inversiones a futuro. Estoy muy orgulloso de haber cerrado filas con el Gobierno”, ha afirmado, reconociendo al presidente Javier Lambán y al alcalde Jorge Azcón como “amigos” y como “dos de los grandes activos de Aragón”.

En esta línea, ha puesto deberes al nuevo líder de la patronal, con “incertidumbres” como la crisis de las materias primas, las alzas de los precios o la inflación. “Necesitamos seguir avanzando en la colaboración empresarial con Cepyme y con las organizaciones de Huesca y Teruel, y en proyectos estratégicos para Aragón, creando un ecosistema para que sea un buen sitio para hacer negocios”, ha concluido, tendiendo la mano a Marzo para “todo lo que necesite”.

Ricardo Mur ha recibido el cariño del tejido empresarial y político de la Comunidad

Reconocimiento de la clase política

Esta Asamblea Electoral de CEOE ha contado con una amplia representación del tejido empresarial aragonés y con la participación del presidente Javier Lambán y el alcalde Jorge Azcón. El líder del Ejecutivo autonómico ha recogido el guante lanzando por Marzo para fortalecer la Formación Profesional, ha destacado la importancia de la colaboración público-privada para responder a las demandas de empresas, y ha reconocido a Mur como “gran artífice” de la paz y el diálogo existente entre Gobierno, empresarios y sindicatos.

Un mensaje similar ha lanzado el primer edil de la capital aragonesa, que ha resaltado la relevancia directa de Mur para, por ejemplo, la llegada de Becton Dickinson a Zaragoza. “Los personalismos y las situaciones heredadas hacen que no se puedan avanzar y en estos años se ha dado ejemplo de velar por el interés de la organización”, ha señalado, describiendo como “espectacular” la operación para comprar material sanitario al comienzo de la pandemia.

Print Friendly, PDF & Email