Piden 11 años a los directivos de una empresa por perjudicar a un socio con la venta de un proyecto

El juicio ha tenido lugar esta mañana en la Audiencia Provincial de Zaragoza

El director y el administrador de una empresa de telecomunicaciones se sientan en el banquillo acusados de realizar una venta de un proyecto sin, según defiende la Fiscalía, avisar a una de las empresas que formaba parte de este y causarle un grave prejuicio económico. La acusación de la empresa afectada denuncia que no fue notificada la venta y que no llegó a recibir un crédito que habían solicitado al Ministerio de Ciencia e Innovación para hacer el proyecto. La cantidad que la empresa afectada demanda asciende a casi 300.000 euros. La Fiscalía pide para ambos cinco años y medio por alzamiento de bienes y por administración desleal.

Dialcom, la empresa que dirigían los acusados, proyectó Hospital del Mundo, una idea que buscaba facilitar las comunicaciones online en caso de una urgencia sanitaria. Para poder llevar a cabo este proyecto, Dialcom necesitaba la entrada de una pyme, que en este caso fue Answaretech, la empresa afectada y denunciante.

La Fiscalía y acusación particular denuncian que, en 2014, Dialcom atravesaba una situación económica complicada y que “sin conocimiento de las partes”, segregó y transmitió su unidad de negocio “más importante”, el proyecto Spontania, a la mercantil Cleorane Spain S.L. Dentro de esta transmisión se encontraba, según indica la Fiscalía, el proyecto Hospital del Mundo, en el cual estaba integrada Answaretech.

La mercantil Cleorone Spain S.L. fue constituida, tal y como afirma la Fiscalía, por los acusados según el requerimiento de la empresa compradora Cleorone INS, asumiendo esta última todos los derechos vinculados al proyecto Hospital del Mundo. De esta venta se recibió a cambio, según desglosa la Fiscalía, 3.661.541,58 euros, de los cuales la sociedad Cleorane INS retuvo 1.605.662,20 euros para satisfacer deudas anteriores. El resto del dinero 2.055.879,4 euros fue, según explica el escrito de acusación, entregado a los acusados.

Los acusados han defendido esta mañana en la Audiencia Provincial de Zaragoza que la venta se hizo acorde a la ley y que después de realizarse la transacción se destinó el dinero “a la continuidad de la empresa”. También han negado que lo vendido fuera “el producto estrella”. Los dos directivos han relatado que se siguió con el modelo de negocio y que incluso, con un nuevo producto, tuvieron un pleito judicial -que ganaron- sobre una patente con Cleorane.

Como causa de la venta a Cleorane, no se pudo explotar después los productos y según indica el informe pericial, “se dispuso del dinero social para pagos no relacionados con la actividad de la sociedad, al menos 73.479,55 euros”. También se desconoce el destino del dinero que se obtuvo del Ministerio. Esta acción, según explica el escrito de acusación, “perjudicó a las empresas del consorcio, en concreto a Answaretech”, a la que se le requirió para el pago de la totalidad del préstamo que no ha recibido”. La cantidad que Dialcom ha impagado estando pendiente de amortización asciende a 285.167,69 euros.

Print Friendly, PDF & Email