El PP lamenta que Sanidad apueste por eliminar el servicio de quince ambulancias en el medio rural

“Una ambulancia es servicio, rapidez y cercanía; nos puede salvar la vida”, ha destacado la portavoz en Sanidad del PP, Ana Marín.

“Este es el mayor error”, así ha tildado la portavoz del PP en materia sanitaria, Ana Marín, la eliminación, por parte de la DGA, de quince ambulancias que prestan su servicio en el medio rural. La popular ha manifestado este miércoles en el Parlamento aragonés que, a comienzos de marzo, se publicarán los nuevos pliegos de condiciones del transporte sanitario urgente en los que se incluirá este “recorte a los derechos del medio rural”.

Aunque Marín ha reconocido que el importe del futuro contrato es mayor que el vigente, la diputada ha denunciado que “ese incremento no se ve reflejado”. “Una ambulancia es servicio, rapidez y cercanía; nos puede salvar la vida”, ha destacado la popular. Por esta razón, no comprende la decisión llevada a cabo desde Sanidad y ha anunciado que su partido presentará diversas iniciativas parlamentarias, tanto en las Cortes de Aragón como en las diputaciones y en distintos ayuntamientos. “Le pido al Gobierno de Aragón que rectifique y que mantenga todos los servicios en el medio rural”, ha enunciado la parlamentaria, quien ha recordado que “vivir en un pueblo no significa ser menos, sino elegir una forma de vida que debe contar con los mismos servicios, ya que tienen los mismos derechos”.

Por otra parte, desde el PP han vuelto a incidir en la petición que llevan realizando meses los trabajadores del transporte sanitario urgente sobre la “presencialidad” en el servicio de guardia. Marín ha explicado que esos quince minutos de activación, con los que cuentan los trabajadores, pueden ser «imprescindibles» para la vida del paciente. “No son solo esos quince minutos que tienen para activarse, sino que hay que sumar el tiempo de desplazamiento que, conociendo nuestro territorio y nuestra dispersión, desde luego es un tiempo que puede salvar una vida”, ha señalado la popular. “Creo que es una petición muy justa y necesaria no solo para los sanitarios aragoneses”, ha aseverado. Unos motivos que han conllevado a que la formación presente una PNL abogando por la presencialidad en lugar del servicio de localización. “Hasta el 1 de marzo hay tiempo para que la DGA modifique esos pliegos y rectifique”, ha subrayado.

El PP continúa pidiendo el cese de la gerente del 061

La portavoz del PP en Sanidad le ha vuelto a exigir a Repollés el cese de la gerente del 061 y el cumplimiento de los pliegos. “El transporte sanitario urgente está atravesando una difícil situación y el Gobierno de Aragón, lejos de solucionarlo, se ha negado a escuchar y atender las peticiones de los profesionales”, ha denunciado la diputada. “Ha hecho oídos sordos a una necesidad imperiosa e irremplazable para nuestra sociedad como es que el servicio de ambulancia funcione”.

Marín ha rememorado el empeoramiento en el servicio de las ambulancias, sobre todo en el mes de diciembre y enero, debido, según la popular, a una “falta de gestión y resolución por parte de la DGA”. “Las ambulancias no han podido prestar sus servicios por no tener el personal que se exige y ha sido prestado, o bien por otro vehículo o bien por la voluntad e impagable trabajo de los profesionales sanitarios desde los centros de salud”, ha afirmado la portavoz, quien ha mencionado algunas situaciones ocurridas como el envío de una ambulancia convencional a Ayerbe, a pesar de que se solicitó una UVI móvil y esto hizo que el médico del centro de salud tuviera que abandonar su lugar de trabajo, o el empleo de una UME para realizar traslados hospitalarios cuando su función es el traslado, únicamente, de pacientes de Atención Primaria.

Ante estas situaciones, desde el PP han lamentado el “silencio” que guarda la DGA, Sanidad y la gerente del 061. Por esta razón, Marín le ha vuelto a pedir a la consejera de Sanidad, Sira Repollés, el cese de la gerente ante el “innumerable” ejemplo. “Son actuaciones inaceptables”, ha señalado. Asimismo, ha expresado que si no la cesa “de forma inmediata por su incompetencia, la responsabilidad última será de la consejera».

Print Friendly, PDF & Email