Delegadas de comedores escolares en Aragón denuncian que el refuerzo de monitoras sea «a cuentagotas»

También denuncian una falta de medidas de seguridad para las monitoras frente al coronavirus "que está poniendo en riesgo a los alumnos"

Delegadas de comedores escolares de UGT, Comisiones Obreras y OSTA han denunciado este miércoles el descontrol a la hora de contratar monitoras de refuerzo para comedores de los centros en Aragón, así como la situación de ausencia de medidas de seguridad por la pandemia por las que están pasando muchas de ellas y exigen al Departamento de Educación de Aragón que ponga una solución inmediata.

“Desde que comenzó la pandemia llevamos con una situación continua de demandar medidas de seguridad, pero nos estamos encontrando con que no las tenemos, a pesar de las resoluciones de las inspecciones de trabajo”, ha señalado Eva Gorgojo, representante de UGT. Esas resoluciones les indican que tipo de mascarilla deben utilizar, o el tiempo de uso de cada una de ellas. “Estas resoluciones vemos como no se están cumpliendo, poniendo en riesgo a los alumnos. Somos el personal con más riesgo de los colegios, pero no se nos tiene en cuenta a la hora de tomar medidas o a la hora de actuar”, ha remarcado Eva.

Además de las medidas de seguridad que no se están realizando, también denuncian que, a pesar de la orden vigente que recoge como se debe hacer la contratación de las monitoras marcando la ratio correspondiente, las empresas están incumpliendo esa orden. “En función de los alumnos fijos con los que cuente el comedor se contratara un numero específico de monitoras. Están llegando a cuentagotas, no se está llevando a cabo ese control”, ha explicado Eva.

En relación con esto, la representante de Comisiones Obreras, Carmen Ruíz, ha relatado que no están obteniendo respuesta por parte de la Consejería de Educación a sus cartas denunciando la situación. “Creemos que tienen que hacer cumplir la normativa, y avisar a las empresas de que esto no se puede hacer. Queremos que se manifiesten y nos den una solución”, ha expresado.

Carmen ha descrito la situación de discriminación a la que se están viendo sometidas muchas monitoras. “Si a los profesores les confinan su clase, les mandan a casa de baja o refuerzan otra aula. En ningún momento se les priva de salario. Y así con todo el personal del centro. Con todo excepto con las monitoras de comedor, las cuales en ese tiempo no cobran salario y en otros casos se les aplica un ERTE”, ha expresado. También ha querido remarcar que “se está diciendo que hay bajas cuando no son bajas de servicio, sino que son ausencias”.

Ana Serrano, del sindicato OSTA, ha transmitido “que el Gobierno de Aragón no debería permitir que esto suceda y que desde la Consejería, al igual que protegen a las familias, debería proteger al sector de monitoras, las cuales nos sentimos desprotegidas”.

Print Friendly, PDF & Email