Azcón denuncia el despido de 700 enfermeras y más de 900 auxiliares durante la pandemia

El presidente del PP se ha reunido este martes con diferentes sindicatos de Enfermería

El colapso de los centros de salud aragoneses durante la séptima ola epidemiológica ha sido una de las principales razones para que el Partido Popular alce la voz en contra de la gestión del Gobierno autonómico. Según ha recordado el presidente del PP, Jorge Azcón, en Aragón se contrataron a 815 enfermeras cuando comenzó la pandemia, “y a día de hoy 707 han sido despedidas”. Una situación similar que la ocurrida con los auxiliares de enfermería, ya que “se han despedido a más de 900 cuando fueron contratados un total de 556”. “Esto tiene que ver con una decisión directa que tomó el Ejecutivo de Lambán”, ha remarcado el líder de los populares.

Además, ha apuntado que una de las razones de la saturación en los centros sanitarios es la calidad de los contratos que lleva a cabo el Salud. “Hoy se está contratando a enfermeras por 17 días y el contrato máximo que se está ofreciendo es de tres meses”, ha resaltado, al tiempo que ha esbozado que la consecuencia directa que se deriva de ello pasa por que las enfermeras se marchan a trabajar a otras autonomías. “Si la sanidad tiene problemas muy importantes como las listas de espera, que se están multiplicando, se necesitan recursos humanos, profesionales de la sanidad”, ha demandado Azcón.

En este sentido, el presidente del PP ha explicado que hay comunidades que han mantenido todos los contratos en la sanidad para reforzar la pandemia, pero en Aragón se optó por despedir a la mayor parte de las enfermeras porque “de forma errónea se decidió que había acabado la pandemia”. Y es aquí donde ha incidido en el recorte presupuestario en materia sanitaria. “El presupuesto en sanidad se ha reducido en casi un 4% para 2022. Esto supone más de 80 millones que se han recortado de la Consejería de Sanidad fruto del dinero proveniente de los fondos europeos”, ha lamentado.

Azcón, que se ha reunido este martes con diferentes sindicatos de Enfermería, continúa con la ronda de contactos que está manteniendo con los sectores sanitarios. “Lo que está ocurriendo con la sanidad en Aragón no es alentador”, ha enfatizado, haciendo alusión a que los centros de salud “no solo tienen un desbordamiento que impide a los aragoneses disfrutar de una sanidad de calidad”, sino que provoca además que «los trabajadores tengan estrés laboral y una fatiga mental que dificulta la atención de calidad”.

Previsiones para los próximos meses 

De cara a los meses que vienen, el presidente popular prefiere ser prudente porque saber cómo va a evolucionar la pandemia es “complicado”. “Lo que haría cualquier responsable público sensato sería no despedir a más sanitarios ni ofrecer los contratos precarios que se ofrecen a día de hoy”, ha insistido, antes de creer que los problemas en sanidad estarán presentes a lo largo de los próximos meses “aunque los contagios disminuyan”. “El Gobierno de Aragón va a tener que concertar con la sanidad privada muchas operaciones porque no hay personal suficiente en los hospitales para acometer la rebaja en las listas de espera que todos desearíamos”, ha expresado.

En última instancia, Azcón ha expuesto que el pensamiento del PP es que la DGA “no puede seguir equivocándose como ya ha hecho”. “Su mala planificación despidiendo a un número muy importante de las enfermeras que se contrataron en su momento ha hecho que hoy los centros de salud estén desbordados”, ha reiterado, apuntando como “fallo estrepitoso” del Gobierno aragonés que no haya hecho la previsión suficiente para que los recursos humanos estén a disposición de los ciudadanos.

Print Friendly, PDF & Email