Opel retoma el turno de noche del Corsa recuperando a 350 empleados destinados a otras plantas

La factoría zaragozana ha retomado en la pasada madrugada su turno de noche en la línea 2

La planta de Opel en Figueruelas ha vuelto a tener actividad bajo la luz de la luna. La factoría zaragozana ha retomado en la pasada madrugada su turno de noche en la línea 2, dedicada en exclusiva al Corsa, tanto eléctrico como de combustión, cuatro meses después de cancelarlo por la falta de microchips. Así, unos 350 trabajadores que habían sido trasladados a otras plantas de Stellantis en Madrid, Alemania, Francia o Portugal han regresado a su puesto habitual en Figueruelas.

Un regreso que el presidente del Comité de Empresa, Rubén Alonso, considera una “buena noticia” para la plantilla, que aspira a sumar los empleos perdidos en el 2021 por la falta de chips, aunque recuerda que todavía falta por recuperar el mismo turno en la línea 1, que ensambla el C3 Aircross y el Crossland X. “Ya ha regresado algún compañero el pasado lunes, pero el grueso ha venido para incorporarse a los turnos de mañana, tarde y noche desde el domingo”, ha afirmado.

Esta medida culmina un buen mes de enero para la factoría de Figueruelas, que ha logrado mantener una estabilidad en su actividad después de un 2021 muy marcado por la crisis de los chips, en el que empezó con el objetivo de superar su récord de producción, cercano a los 500.000 vehículos, y que acabó con 334.000, incluso unos 50.000 menos que en el 2020 de la pandemia. “Ojalá el comienzo de año sea la tónica general del resto del año, pero no hay que dejar de lado que posiblemente tengamos algún otro paro por los semiconductores”, ha señalado Alonso. Con la vuelta del turno de noche, la planta ensamblará unos 300 coches más al día.

De hecho, la plantilla ya acudió a trabajar los días 15, 22 y 29 de enero, y la Dirección ha fijado como productivos los cuatro sábados de febrero, y dos jornadas de viernes por la noche, pese a que sigue siendo complicado realizar mayores previsiones a medio y largo plazo. “En cualquier momento puede volver el problema de los chips, pero la esperanza de la plantilla y de la empresa es que se pueda normalizar el suministro”, ha remarcado el presidente del Comité de Empresa.

Así, desde el Comité no se niega que el panorama es más favorable que hace algunos meses. No en vano, algunas informaciones de medios especializados han apuntado en las últimas semanas que Figueruelas podría recibir nuevos modelos, el Peugeot 208 y el Lancia Ypsilon, ambos de motor eléctrico, aunque la representación de la plantilla no tiene la confirmación de la empresa. “Preferimos no valorarlo. Esperamos tener un futuro bueno y que la planta pueda acoger nuevos modelos y proyectos. Siempre que nos hemos enfrenado a nuevos retos los hemos sabido superar. Esta es nuestra carta de presentación y esperamos que nos tengan en consideración para futuros proyectos”, ha añadido. Se espera que el 1 de marzo, cuando Stellantis presente su Plan Estratégico, se den a conocer estas posibles novedades.

Print Friendly, PDF & Email