Lambán advierte a Cataluña: «No me voy a retirar de la partida, la jugaré hasta el final»

Lambán ha mantenido que el sueño olímpico sigue vivo, pero siempre sería liderado por el Comité Olímpico Español y en igualdad entre ambas comunidades

La posición de Aragón está, cada día, más clara respecto a la candidatura para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 “en pie de igualdad” con Cataluña. Eso sí, sin pasar por el aro de los últimos movimientos de la Generalitat. Situación que ha provocado que el presidente de la DGA, Javier Lambán, cancelara la reunión prevista para hoy con el máximo mandatario de la Generalitat, Pere Aragonès, y con la que ha sido completamente rotundo: “Hubo una falta de respeto institucional a Aragón intolerable”.

En este sentido, Lambán ha dejado muy claro que no se va a “retirar de la partida”, que la jugará “hasta el final”, pero siempre que se cumplan las pautas y normas marcadas por el COE y que la Comunidad Autónoma sigue “escrupulosamente”. “Para que la candidatura tenga éxito no es cuestión de que Aragón cambie de actitud, es Cataluña la que tiene que aceptar las reglas”, ha valorado, añadiendo que sin aceptarlas “no es que no haya opciones de ganar, es que no habrá opciones ni de presentarla”.

En este sentido, el presidente de la DGA ha dejado claro que trabajarán para que esa reunión pospuesta acabe celebrándose y sirva para avanzar hacia el propósito de la candidatura, considerando que “está viva”. Para ello, ha desvelado que los trabajos desde el ámbito técnico continúan a buen ritmo bajo la “coordinación y liderazgo exclusivo del COE y su presidente, Alejandro Blanco”.

Además, Lambán ha manifestado que volverá a dirigirse a Aragonès, si él no lo hace antes, para mantener una relación que “no está exenta de cordialidad” y tratar de “retomar las cosas”. Por ello, ha recordado que en Cataluña hay mucha gente que quiere que salga adelante esta candidatura conjunta, como por ejemplo el Valle de Arán, “que tiene las ideas absolutamente claras y totalmente coincidentes con Aragón y sobre todo con el COE”. También los empresarios catalanes “aceptan que se podrá realizar si se respetan las normas del COE”, ha desvelado.

Cuestionado sobre una posible candidatura única, sin contar con Cataluña, Lambán ha recordado que de la misma forma que dicen que es “imposible que salga una candidatura promovida exclusivamente por Cataluña, lo mismo nos podemos aplicar a nosotros”. Sí ha dejado claro que Aragón tiene “tantos o más argumentos que Cataluña para aportar a una candidatura, como nieve, instalaciones y experiencia en organización de grandes eventos relacionados con deportes de invierno”. Todavía ha sido más claro: “Si hubiera que dirimir qué Comunidad Autónoma tiene más argumentos para ser prevalente, diría que Aragón”.

Este mismo viernes, la consejera de Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà, ha realizado unas declaraciones menospreciando a la Comunidad Autónoma de Aragón respecto a sus posibilidades de organizar este evento deportivo. Lambán ha insistido en que “a Aragón le va mucho en ello desde el punto de vista económico y reputacional”. También ha comentado que “Cataluña se atribuye supuesta superioridad en todo y los demás, que pensamos que hacemos cosas mejor que otros, somos más modestos a la hora de plantear nuestras opciones y potencialidades”.

El presidente aragonés ha dejado claro, por último, un mensaje lanzado a la región vecina. “Somos una comunidad con el mismo rango institucional que Cataluña, vamos a rechazar posiciones subalternas. Si se respeta eso, irá en buena dirección”.

Motivos de su decisión

Lambán también ha dejado clara la sucesión de motivos que le llevó a posponer la reunión prevista para hoy en la localidad catalana de Balaguer. “Mi asistencia era absolutamente inoportuna a la reunión, era una falta de respeto a Aragón que no puedo tolerar y, en segundo lugar, en vez de producirse un paso hacia adelante, hacia ese fin que sigue vivo como es la candidatura, hubiera supuesto sin ningún tipo de duda un nuevo obstáculo añadido y ya hay bastantes”.

El máximo mandatario de la DGA quería poner fin a seis años de falta de relaciones entre ambas Comunidades Autónomas, ya que la última reunión fue en febrero de 2016 con Puigdemont. Uno de los principales motivos, evidentemente, era la coordinación de cara a los Juegos Olímpicos, pero “los acontecimientos se fueron produciendo de tal manera que decidimos posponerla”, hablando de su equipo de trabajo.

La guinda del enfado se produjo cuando los responsables del gabinete de comunicación aragonés se dirigieron a los de Cataluña para saber cuándo se produciría la comparecencia conjunta, dando por hecho que se celebraría, recibiendo como respuesta que no estaba prevista ninguna y que, una vez terminada la reunión, se le facilitaría “algún micrófono para dirigirse a los medios, pero Aragonès continuaría con su agenda”. Esto demostraría una “nula voluntad para llegar a acuerdos”.

Lambán, posteriormente, encomendó al jefe de gabinete de Presidencia que se pusiera en contacto con su homólogo catalán, recibiendo una respuesta “todavía más radical y más desalentadora para lo que el COE y el propio Gobierno de España esperan de los actores implicados en esta candidatura”. Incluso se puso en contacto el propio Lambán con Aragonès y, tras contarle lo ocurrido confiando en que tomara cartas en el asunto, “no hubo ningún atisbo de reconducir las cosas ni las declaraciones que se habían producido”.

En ese momento, Lambán decidió posponer la reunión, comunicándoselo también tanto al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, como vía telefónica al presidente del COE, Alejandro Blanco.

“El Gobierno de Aragón sigue empeñado en trabajar para que esta candidatura, al final, exista y para que sea un éxito”, ha continuado el presidente de la DGA, recalcando que está a “disposición de la institución que únicamente puede liderar el proyecto, que es el COE”.

Print Friendly, PDF & Email