Once empresas se postulan para adjudicarse los 1.200 MW de la Térmica de Andorra

Se espera que el fallo se resuelva provisionalmente a principios de julio y definitivamente en septiembre

El Instituto para la Transición Justa (ITJ) ha recibido once solicitudes para participar en el concurso de adjudicación de los 1.202 MW que liberó el cierre de la Central Térmica de Andorra. Entre ellos se encontrarían varias propuestas aragonesas, como era el deseo del presidente de Aragón, Javier Lambán, que deseaba que «parte de esos megawatios» fueran a parar a empresas de la Comunidad.

La directora del ITJ, Laura Martín, ha señalado que “nos congratulamos del alto interés que ha despertado el primer concurso bajo criterios de transición justa entre los inversores. Demuestra el potencial de la zona y demuestra también que la inclusión de criterios socio económicos y ambientales no ha sido una barrera para la presentación de proyectos”.

En la adjudicación de los proyectos se tendrá en cuenta su contribución a la Estrategia de Transición Justa. Para ello se analizarán aspectos como la generación de empleo (directo con extrabajadores de la central de Andorra y empresas auxiliares, e indirecto, considerando un porcentaje femenino) o la puesta en marcha de planes de formación para desempleados. Además, se analizará el efecto indirecto en proyectos empresariales o industriales locales relacionados.

También se valorará la existencia de planes socioeconómicos, así como acuerdos con otros productores o asociaciones locales, la promoción del autoconsumo energético para ciudadanos y empresas de la zona, o la promoción de comunidades energéticas, junto con los ingresos que se generen localmente.

Los proyectos deberán minimizar su impacto medioambiental bajo el principio de carácter excluyente de “no causar un perjuicio significativo” (DNSH en inglés), recogido en el reglamento europeo del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia. Se comprobará la madurez de los proyectos y, de forma específica, se puntuará el haber presentado los anteproyectos de las instalaciones y el haber iniciado los trámites para el estudio de impacto ambiental.

Los criterios asociados a la tecnología de generación podrán otorgar hasta 20 puntos; los de impacto socioeconómico para la zona, hasta 55 puntos; los de madurez del proyecto, hasta 15 puntos; y la minimización del impacto ambiental un máximo de 10 puntos.

Los proyectos ganadores obtendrán el derecho de acceso y conexión al nudo Mudéjar por orden de prevalencia en función de la puntuación que obtengan. Posteriormente, tendrán que seguir los habituales procedimientos de tramitación de las instalaciones para materializarlas.

Tramitación del concurso en los próximos seis meses

Una vez cerrado el plazo de solicitudes se celebrará la primera mesa de evaluación de las mismas con plazo máximo de 22 de febrero, que analizará la documentación del sobre A y dará un plazo de cinco días para subsanaciones.

A continuación, tendrá lugar la segunda mesa de evaluación, que acordará la admisión o no de las solicitudes al concurso y lo notificará a los solicitantes.

Posteriormente se volverá a reunir la mesa de evaluación para realizar la apertura del sobre B. Se abrirá un nuevo plazo para requerimientos y se remitirán para informe técnico y ambiental la documentación a REE en el primer caso y a la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental en el segundo.

La reunión de la cuarta mesa realizará el informe final y se procederá al ajuste de capacidad entre los solicitantes de ser necesario.

En una quinta reunión se elaborará la resolución provisional y se abrirá el plazo para que los adjudicatarios provisionales presenten documentación sobre obligaciones. Una vez obtenida se elevará la propuesta de adjudicación definitiva a firma de la resolución definitiva por parte de la titular del Ministerio para la Transición Ecológica.

El fallo de la Mesa de Evaluación, incluyendo los plazos de audiencia, de remisión de diversa información justificativa, y de modificaciones y subsanación de errores, se producirá un máximo de seis meses después del cierre del plazo para remitir los proyectos.

En consecuencia, el ITJ espera que el fallo se resuelva provisionalmente a principios de julio y definitivamente en septiembre.

Print Friendly, PDF & Email