Arroja ocho cachorros en un contenedor de Binaced tras matar a siete de ellos a palos

Buddy se recupera poco a poco en un centro veterinario de Monzón

Siete cachorros muertos y uno vivo, pero en un estado deplorable, han sido abandonados en un contenedor del municipio oscense de Binaced. Los animales fueron encontrados por un vecino que escuchó sollozos y quejidos dentro del contenedor de basura. Inmediatamente, la asociación ALDA, afincada en Binéfar, se hizo cargo del cachorro malherido que ahora mismo está recibiendo atención veterinaria y mejora poco a poco.

La portavoz de la asociación ALDA, Lucía Montiu, apunta a que los animales, de unos cuatro o cinco meses, fueron abandonados tras recibir un fuerte golpe. El perro vivo, al que han llamado Buddy, se recupera poco a poco en una clínica veterinaria de Monzón y esperan que se recupere a pesar de las fuertes heridas que sufre el pequeño. “No se sabía si iba a sobrevivir, llevaba un golpe muy fuerte en la cabeza”, ha continuado.

A pesar de las graves heridas que tiene el cachorro, Montiu afirma que “va teniendo una leve mejora y ya se le nota más tranquilo y espabilado”. Esperan que se recupere lo más pronto posible y que pueda ser dado en adopción a una familia que lo cuide.

La asociación ha hecho un llamamiento a la población de la comarca de La Litera para conseguir información del individuo que abandonó a los animales en la basura. Están también planteando con su equipo jurídico la mejor forma de interponer una denuncia ante el Seprona para que se castigue este hecho.

ALDA es una asociación “muy joven” de la comarca de La Litera que tiene como sede la localidad de Binéfar, donde mantienen el refugio de animales municipal. Las voluntarias se encargan de proveer un hogar y una familia a los animales abandonados.

Print Friendly, PDF & Email