Huesca invierte cinco millones de euros en la reurbanización de Ramón y Cajal

Como consecuencia, el paseo contará con dos carriles de circulación, en lugar de cuatro que existían anteriormente

El Ayuntamiento de Huesca va a invertir unos cinco millones de euros en modernizar el paseo de Ramón y Cajal, desde su confluencia con el Coso Bajo y la plaza de Santo Domingo hasta la calle Camila Gracia. Unos trabajos que, según el alcalde, Luis Felipe, va a “cambiar por completo” el espacio urbano, además de mejorar las redes de alcantarillado y el suministro de agua.

Esta tercera fase cuenta con un presupuesto de 1,3 millones de euros y, una vez que finalicen los trabajos, “Huesca será una ciudad más sostenible, ya que todos podremos disfrutar de un paseo innovador, que apuesta por el peatón y que estará adaptado a las nuevas formas de movilidad”, ha añadido el alcalde, que ha pedido “comprensión” a los vecinos por los “inconvenientes” que generan las obras.

Como consecuencia, el paseo contará con dos carriles de circulación (en lugar de cuatro que existían anteriormente), las aceras pasarán de 1,8 metros a una anchura de entre 7 y 10 metros para dar prioridad al peatón, se implantarán carriles bici y aparcabicis y habrá nuevas zonas infantiles y zonas verdes. El paseo contará con más de 50 árboles.

La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, ha destacado que se ganará mucho espacio para el peatón y que, además de la mejora de los servicios de abastecimiento de agua y de la red de saneamiento, “también se renovará la red de recogida de aguas pluviales y se instalarán luminarias led para mejorar la iluminación”. También ha hecho referencia al kiosco de prensa, “que se renovará totalmente durante las obras y quedará totalmente integrado en el paseo”.

Durante las obras el paseo no se cortará al tráfico. En función de las necesidades de la obra la circulación se reconducirá por los carriles centrales o por los laterales. En cualquier caso, se recomienda a los oscenses que, en la medida de lo posible y para evitar atascos, intenten utilizar vías alternativas a Ramón y Cajal.

Print Friendly, PDF & Email