La Comisión de Municipios Afectados por el Río Ebro conoce la convocatoria de subvenciones del Ministerio

En total son ya 260 kilómetros de río en estudio, divididos en 15 tramos

La Comisión Permanente de Municipios Afectados por el Río Ebro de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), presidida por el concejal de Pradilla de Ebro, Luis Eduardo Moncín, se ha reunido esta mañana en la sede de la Federación.

En la línea de trabajo conjunto que vienen desarrollando el Instituto Aragonés del Agua y la Federación, en esta sesión ha participado la directora del Instituto Aragonés del Agua, Dolores Fornals, junto con Javier Sánchez, subdirector general de Protección de las Aguas y Gestión de Riesgos del Ministerio.

En esta ocasión, también han asistido; Mercedes Trébol, alcaldesa de Torres de Berrellén; José Miguel Achón, alcalde de Alcalá de Ebro; Alfredo Zaldívar, alcalde de Remolinos; Alfredo Marín, alcalde de Sobradiel; Jesús Morales, alcalde Quinto; Abel Vera, alcalde de Novillas, y Lorenzo Polanco y David Gargantilla, responsables técnicos de la CHE.

En esta reunión de trabajo se ha presentado la convocatoria de subvenciones del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través de la Fundación Biodiversidad F.S.P., para el fomento de actuaciones dirigidas a la restauración de ecosistemas fluviales y a la reducción del riesgo de inundación en los entornos urbanos españoles a través de soluciones basadas en la naturaleza, correspondiente al año 2021 en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia – Financiado por la Unión Europea – Next Generation EU.

Esta convocatoria se enmarca en el fomento de actividades que contribuyan a la renaturalización fluvial, así como a mitigación, adaptación y protección de riesgo de inundación, aumentando la biodiversidad en los entornos urbanos y su conservación. Se busca dirigir un esfuerzo real, directo y coordenado a impulsar un nuevo modelo de desarrollo en las ciudades que mejore la calidad de vida de los ciudadanos y la resilencia frente al cambio climático.

La dotación máxima global de la convocatoria es de hasta 75.000.000 euros. El importe mínimo de la ayuda a conceder por cada solicitud de ayuda será de al menos 500.000 euros y el importe máximo será de hasta 4.000.000 euros.

La directora del Instituto Aragonés del Agua, Dolores Fornals, ha mostrado el “apoyo a los municipios que estén interesados en presentar solicitudes dentro de la Estrategia Ebro Resilience”.

Por su parte, Luis Eduardo Moncín ha agradecido que se haya presentado esta convocatoria de ayudas a la Comisión de la Federación, así como ha manifestado que “estos proyectos contribuirán a la prevención, protección, preparación y recuperación ante inundaciones, con el objetivo de que los núcleos de población y las actividades económicas convivan con el río.”

Ebro Resilience

La Estrategia, en la que participan el MITECO, la CHE y las Comunidades Autónomas de La Rioja, Navarra y Aragón es la respuesta a la Directiva Europea de Inundaciones en esta zona de la cuenca y concreta el plan de medidas para el tramo medio del Plan de Gestión de Riesgo de Inundación de la Demarcación. Para ello, los técnicos de todas estas Administraciones participan en cinco grupos de trabajo: Prevención y Preparación; Conservación y Protección; Valores Ambientales; Financiación y Terrenos; y Participación y Divulgación.

Las claves de Ebro Resilience son la coordinación y los nuevos enfoques para reducir el efecto negativo de los episodios de inundación, apostando por medidas combinadas que mejoren la capacidad de recuperación del territorio. Las inundaciones son fenómenos naturales e inevitables y se parte de la consideración de que no existe una única medida efectiva y de la necesidad de aplicar acciones compatibles con un desarrollo sostenible.

Las medidas suman técnicas novedosas, variadas y complementarias que pretenden la protección de núcleos y la recuperación del espacio del río donde sea posible (retranqueo de motas, creación de cauces de alivio, zonas de inundabilidad controlada) y también fomentar los usos compatibles (con la promoción de cultivos boscosos inundorresistentes) y potenciar la autoprotección (con la mejora de la divulgación de adaptación de edificaciones y de explotaciones…).

En total son ya 260 kilómetros de río en estudio, divididos en 15 tramos (concluidos ya seis de ellos), y alcanzando las 48.000 hectáreas del área de implantación de Ebro Resilience, centrada en el río Ebro y los tramos bajos de sus afluentes desde Logroño (La Rioja) a La Zaida (Zaragoza): 1.Ebro en Logroño – Viana; 2.Ebro en Lodosa; 3.Ebro y Ega en San Adrián – Calahorra – Azagra, 4.Ebro en Fontellas – Cabanillas – Ribaforada – Fustiñana – Buñuel; 5.Ebro y Huecha en Mallén – Cortes – Novillas; 6.Ebro en Pradilla de Ebro – Boquiñeni; 7.Ebro en Alcalá de Ebro y Remolinos; 8.Ebro en Cabañas de Ebro; 9.Ebro en Torres de Berrellén – Sobradiel; 10.Ebro en Utebo – Monzalbarba – Alfocea; 11.Ebro en Zaragoza – Pastriz; 12.Ebro en Osera de Ebro – Fuentes de Ebro – Pina de Ebro – Quinto; 13.Ebro en Castejón-Valtierra-Arguedas-Tudela (estudio del Gobierno de Navarra); 14.Ebro en El Burgo de Ebro; 15.Ebro en Quinto-Gelsa-Velilla de Ebro-La Zaida, y 16. El Burgo de Ebro- Osera de Ebro.

Print Friendly, PDF & Email