Teruel fue la región española donde más bajó el precio de la vivienda usada en 2021

El descenso fue del 3,7% en la capital turolense

La ciudad de Teruel fue la capital de provincia donde más bajó el precio de la vivienda usada del país durante 2021, concretamente descendió un 3,7%. Además, la provincia turolense en su conjunto sufrió una caída del 2,4% en el precio. Una cifra que la sitúa la segunda del país con mayor bajada, solo por detrás de A Coruña (-3,1%), según los datos del portal inmobiliario www.hogaria.net.

Las provincias de Córdoba (-2,1%), Lugo (-1,8%) y Soria (-1%) se encuentran por detrás de la aragonesa en descenso del precio de la vivienda usada. Por el contrario, las provincias que más subieron de precio fueron Toledo (7,2%), Santa Cruz de Tenerife (6,2%), Alicante (5,3%), Málaga (5,1%) y Segovia (4,8%).

En cuanto a las capitales de provincia que más bajaron de precio durante el año pasado fueron, por detrás de Teruel, Zamora (-3,2%), Santa Cruz de Tenerife (-2,5%), Soria (-1,4%) y Sevilla (-1,4%). En cambio, las capitales que más subieron fueron Palma de Mallorca (5,4%), Cádiz (4,9%), Málaga (3,6%), Madrid (2,4%) y Badajoz (1,7%).

En el informe de 2021 destaca una subida del precio de la vivienda usada del 3% a nivel nacional, muy superior a la producida en el 2020 (+0,5%) pero muy por debajo del IPC anual. El precio sube en la mayoría de las regiones excepto en ocho provincias, entre las que están las tres aragonesas. En Zaragoza el precio cayó un 0,5%, en Huesca un 0,4% y en Teruel un 2,4%. Las acompañan Jaén (-0,1%), Soria (-1%), Lugo (-1,8%), Córdoba (-2,1%) y A Coruña (-3,1%).

Según los datos del portal inmobiliario del mes de diciembre, el precio de la vivienda usada en venta subió un 0,1% con respecto a noviembre, en el cuarto trimestre se incrementó un 0,6% y a la tasa interanual sube un 3%. Durante el mes de diciembre, 26 provincias subieron de precio con respecto al mes anterior.

Entre los motivos principales que han relanzado con fuerza la compraventa de vivienda destacan el inicio de la recuperación económica, la creación de empleo, la salida de trabajadores en ERTE y la adquisición de vivienda como activo de inversión. Su previsión para el 2022 es que continúe la misma tendencia, por lo que puede ser una «buena idea» adquirir una vivienda en los primeros meses del año para evitar su encarecimiento.

Print Friendly, PDF & Email