Vecinos del Gancho exigen a Delegación, DGA y Ayuntamiento más seguridad y vivienda pública

La Plataforma de Afectados del Gancho-Pignatelli se ha reunido con responsables del Ayuntamiento de Zaragoza, Gobierno de Aragón y Delegación del Gobierno para exigir medidas que acaben con la degradación

“Queremos vivir tranquilos, sin sobresaltos, y tener comercio en el barrio”. Con estas palabras del presidente de la Plataforma de Afectados del Gancho-Pignatelli, Óscar Villanueva, ha arrancado la primera reunión formal de esta entidad con responsables del Ayuntamiento de Zaragoza, Gobierno de Aragón y Delegación del Gobierno.

La cita, que ha tenido lugar en el Salón de Recepciones, ha servido para que los vecinos exijan medidas que acaben con la degradación de una zona de Zaragoza, que en los últimos años se ha convertido en un importante foco de conflictividad y delincuencia.

El portavoz de la plataforma, Óscar Villanueva, ha señalado como una de las prioridades que se construya vivienda en la zona. “Sobre todo pública, que social ya tenemos más de 60 edificios en el barrio y creo que está cubierto el cupo”, ha apuntado.

Villanueva ha pedido que los edificios que se vayan a comprar o a expropiar se tenga en cuenta a los residentes que están ahí alojados. “Que los reubiquen sin falta en algún otro sitio, que no se queden sin hogar”, ha señalado.

Sobre la ocupación en la zona, Villanueva ha trasladado a las administraciones “que se mire con lupa por si hay familias que necesitan un piso, que se les aloje, no queremos que nadie se quede fuera. Queremos vivir en paz, sin sobresaltos”.

También se ha referido a reforzar la seguridad en la zona y ha criticado la instalación de las últimas cámaras de videovigilancia por tener unas prestaciones muy limitadas.

“Tenían que haberse puesto unas rotatorias, que abarcan las cuatro calles. Ahora mismo solo abarcan una calle y no sirve para controlar la esquina de Boggiero con Cerezo, que es donde está ahora mismo toda la problemática”, ha señalado.

Por su parte, el concejal de la Junta de Distrito del Casco Histórico, Alfonso Mendoza, ha destacado que es fundamental este tipo de reuniones entre administraciones, donde los vecinos pueden escuchar de primera mano de todas las actuaciones que se están llevando a cabo.

Desde el ámbito municipal, Mendoza ha destacado la rehabilitación de vivienda que se está realizando con el programa ARRU, la remodelación de Predicadores, la residencia de Pontoneros y también las mejoras en seguridad con las instalación de nueve cámaras de videovigilancia.

Print Friendly, PDF & Email