Las camas Covid ocupadas bajan de las 800 por primera vez en los últimos diez días

El 16 de enero, los guarismos en términos de ingresos hospitalarios rozaron los 900 (74 en UCI y 824 en planta)

La situación en los centros hospitalarios aragoneses parece que comienza a experimentar cierta estabilización. Las camas ocupadas por pacientes Covid han descendido de la barrera de las 800 por primera vez en los últimos diez días. De acuerdo a los datos ofrecidos por el Portal de Transparencia del Gobierno de Aragón, la cifra de ingresos ha disminuido hasta los 794 (68 en UCI y 726 en planta), algo que no sucedía desde la segunda semana de enero. Parece que puede cumplirse el pronóstico que la consejera de Sanidad, Sira Repollés, lanzó el martes antes de la Junta de Portavoces de las Cortes, cuando predijo que el número de hospitalizaciones alcanzaría el tope esta semana y empezaría a bajar a principios de la que viene.

“En estos momentos parece que hemos llegado al pico de la curva y estamos iniciando una bajada. Si progresa de esta manera, el compromiso de los hospitales también lo hará”, sostenía la responsable en materia sanitaria. Y es que el panorama que se cernía por el disparo de contagios, sin muchos visos de que pudiera remitir, empezaba a suscitar preocupación en la DGA. De hecho, dos días antes de las declaraciones realizadas por la consejera, concretamente el 16 de enero, los guarismos en términos de ingresos hospitalarios rozaron los 900 (74 en UCI y 824 en planta).

Atendiendo a la información proporcionada por el Ejecutivo autonómico, el día 10 eran 842 las camas ocupadas (64 en intensivos y 778 convencionales), el 11 se repitió la misma cifra, pero con 72 en UCI y 770 en planta, mientras que el 12 de enero fueron 838 (74 en UCI y 764 en planta). Además, el 13 aumentaron hasta las 854 (74 en UCI y 780 en planta), el viernes 14 disminuyeron a 843 (74 en UCI y 769 en planta) y el día 15 se dispararon hasta las 887 (77 en UCI y 810 en planta). Justo la fecha siguiente, ese 16 de enero, fue cuando se alcanzaron las 898 personas ingresadas, un dato que no se veía desde noviembre de 2020. El porcentaje de Unidades de Cuidados Intensivos ocupadas superaba entonces el 30%, un índice de riesgo considerado “muy alto” según el último protocolo del Ministerio de Sanidad.

Pero justo al comienzo de esta semana, coincidiendo con la caída de positivos que venía dándose días atrás, se abrió una brecha de optimismo y esperanza en cuanto al número de hospitalizados. Se registró un ligero efecto estabilizador que se confirmó ayer al bajar de las 800 camas y se confía en continuar por esta senda de aquí en adelante.

Hospitales con mayores índices de ocupación 

Los centros hospitalarios con mayores niveles de ocupación, como ha ocurrido durante toda la pandemia, han sido siempre los ubicados en la ciudad de Zaragoza. Así pues, ahora el Miguel Servet se sitúa en primera posición con un total de 214 camas ocupadas por casos de coronavirus (20 en UCI y 194 convencionales), seguido del Clínico Universitario (20 en UCI y 171 en planta) y del Royo Villanova (cinco en UCI y 90 convencionales).

Después aparece el San Jorge de Huesca con 63 ingresos (ocho en UCI y 55 en planta), el de Barbastro con 62 (dos en UCI y 60 convencionales), el de Nuestra Señora de Gracia localizado en la capital aragonesa con 34 (cinco en UCI y 29 en planta) y el Obispo Polanco de Teruel con 28 (dos en UCI y 26 convencionales).

Altas epidemiológicas 

Otro dato que merece especial atención es la cifra de altas epidemiológicas. Teniendo en cuenta los números de contagios notificados a lo largo del último mes, resulta lógico que también debía registrarse una cantidad reseñable de personas recuperadas tras superar la enfermedad. La última información refleja hasta 5.154 altas, mientras que el día anterior fueron casi 6.000. Realmente, desde el 30 de diciembre es raro encontrar una fecha en la que no haya más de un millar de recuperados diarios.

Print Friendly, PDF & Email