Un granjero con un huevo en la Plaza Mayor

Un granjero, con un huevo, irá el domingo a la Plaza Mayor y lo arrojará contra los adoquines del suelo. “Mis huevos, ha asegurado el granjero, son de tal calidad y hechura que pueden recorrer mi altura sin romperse ni dañarse”. Si el granjero mide 1,72 metros, ¿podrá cumplir su promesa? ¿Se romperá el huevo?

Si no encuentras la solución PULSA AQUÍ

Basta con que levante el huevo por encima de la cabeza y desde allí arrojarlo contra el suelo. El huevo recorrerá, como mínimo, la altura del granjero sin sufrir percance alguno.
—“Cumplí mi promesa”, declaró después el granjero. “De lo que le ocurriera al huevo al llegar al suelo, nada dije, nada prometí y en nada me compromete”.

Print Friendly, PDF & Email