“Prestación débil e insuficiente”, así es la gestión de la DGA en materia de dependencia según el PP

La portavoz popular en las Cortes de Aragón, Marian Orós, ha destacado que en materia de dependencia “no se puede ir a lo barato, sino que hay que ir a lo necesario”.

“El Gobierno de Aragón apuesta por la cantidad y no por la calidad”. Esta ha sido la principal conclusión a la que ha llegado este jueves la portavoz de Ciudadanía y Derechos Sociales del PP en las Cortes de Aragón, Marian Orós, respecto a la gestión de la DGA en materia de dependencia. Para la popular, el Ejecutivo aragonés está “devaluando” la esencia de la dependencia a través de un “recorte en la calidad de las prestaciones”.

Un “problema de fondo” que, para el PP, se resume en la manera en la que el Gobierno de Lambán reduce las listas de espera. “Gracias a las prestaciones de bajo coste y debido al número de fallecidos”, ha señalado Orós. “Así es muy fácil reducir las listas”, ha espetado la popular.

En estos momentos, en Aragón hay 5.580 personas dependientes que están esperando una prestación o servicio. Por esta razón, la portavoz popular ha destacado que “no se puede ir a lo barato, sino que hay que ir a lo necesario”. Desde su formación, han reconocido que “el escudo social de los mayores es débil y de baja intensidad”, y le han recordado a la consejera Broto que la media de Aragón respecto a dependencia se sitúa por debajo de la media española.

A través del Informe estatal de la “Asociación de Gerentes y Directores de los Servicios Sociales” y la comparativa de los datos del Ministerio de Asuntos Sociales entre 2020 y 2021, Orós ha recalcado los siguientes resultados: “De las 4.000 altas que se han dado más del 50% han sido prestaciones en el entorno familiar, es decir, la DGA da dinero a una familia y que esa familia se las apañe”, ha enunciado. “No genera empleo y no es de calidad”, ha lamentado la popular.

Por otra parte, ha señalado que “el 53% de las prestaciones son low cost; las vinculadas al servicio, aquellas que generan empleo (como las que concede la DGA para elegir residencia) suponen el 13%, mientras que en Castilla y León están en torno al 32%”, ha subrayado Orós.

“La consejera saca pecho de que Aragón cumple con la ratio de cinco plazas por cada 100 habitantes mayores de 65 años, pero no cuenta la verdad” ha denunciado la popular. “Solo el 40% de las plazas están concertadas o son públicas, es decir, la DGA solo ayuda a sufragar el 40% de las plazas frente al 75% de Castilla y León”. Además, ha recordado que “aún faltan 363 plazas por cubrir para volver al número de plazas vigentes antes de la pandemia”.

Asimismo, desde el PP han reconocido que “en un año de pandemia en el que todo es más caro, tiene cuajo congelar las cantidades que se dan a las residencias para que generen servicios”.

Finalmente, Orós se ha preguntado por la calidad de vida “que damos si no hay recursos y las prestaciones son insuficientes”. Ha acabado alegando que es imprescindible hacer una “profunda reflexión, cambiar la dinámica y centrarse en lo que necesitan las personas y no en los datos”.

Print Friendly, PDF & Email