Funcas prevé que la economía española crezca un 5,6% en 2022 y un 3,5% en 2023

La Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas) prevé que la economía española crecerá un 5,6% del PIB en 2022 y un 3,5% en 2023. El crecimiento previsto para 2022 es cuatro décimas inferior al estimado por Funcas en su previsión anterior.

Así se refleja en sus previsiones económicas del periodo 2021-2023, publicadas este jueves, en las que explica que el crecimiento previsto para 2022 se deberá al rebote de la demanda interna, que aportará 5,2 puntos, mientras que el sector exterior sumará 0,4.

Funcas ha apuntado que, “junto al tirón de la inversión” tanto en construcción como en equipo, el consumo de las familias aumentará por la liberación del ahorro acumulado en la crisis y el incremento de renta disponible aportado por la creación de empleo, compensando la pérdida de poder adquisitivo de los salarios.

Asimismo, “la reabsorción del sobreahorro familiar reducirá la tasa de ahorro hasta el 7,4% en 2023, nivel próximo a la media histórica”, y el consumo público se moderará a medida que se reduzca la necesidad de gasto generada por la pandemia.

Por otra parte, Funcas anticipa la ejecución en 2022 del remanente de fondos europeos del año pasado, así como una aceleración en la tramitación de las convocatorias. Con esos supuestos, el gasto se elevaría a 24.000 millones en 2022 (de los cuales aproximadamente la mitad como remanente de 2021) y en torno a 19.000 millones en 2023.

En cuanto a la demanda externa, estima que el turismo extranjero “continuará su mejoría, si bien no será total por las reticencias a viajar”. De esta forma, los ingresos en concepto de turismo internacional alcanzarían el 80% del nivel precrisis a finales de 2022 y el 90% al término de 2023.

En cuanto al crecimiento de 2023, Funcas ha apuntado que “las tendencias expansivas irán perdiendo vigor, según se agoten la demanda embalsada, el sobreahorro familiar y el margen de rebote del turismo”.

Déficit, inflación y empleo

En cuanto al déficit público, Funcas calcula que baje al 5,7% en 2022 y al 4,8% en 2023, mientras que la ratio de deuda sobre PIB bajará hasta el 116,4% este año y el 114,6% el próximo.

Para Funcas, “el principal desafío será la inflación de precios energéticos y sus efectos de segunda ronda”. En este sentido, partiendo de una hipótesis de relajación del precio de la electricidad y de los hidrocarburos a partir de la primavera, así como de los cuellos de botella fruto de la recomposición de la cadena de suministros, Funcas estima que el IPC se situaría en el 3,7% de media anual en 2022 y en el 2% en 2023.

En lo que se refiere al mercado laboral, Funcas considera que “reflejará la recuperación de la economía, aunque en menor medida que en 2021 por la desaparición de los efectos de reapertura de actividad”, de manera que prevé la creación de 850.000 puestos de trabajo en equivalente a tiempo completo durante los próximos dos años, menos de lo estimado para el pasado ejercicio. Esta mejora del empleo se reflejará en la tasa de paro, que bajaría del 13% a finales de 2023.

Print Friendly, PDF & Email