Las Fuerzas de Seguridad de España y Reino Unido lanzan una campaña para capturar a doce criminales a la fuga

Los fugitivos están en busca y captura por delitos como asesinato, tráfico de drogas a gran escala y suministro de armas de fuego y munición

Las autoridades españolas y británicas han lanzado este miércoles una campaña conjunta para localizar y llevar ante la justicia a doce de los fugitivos más buscados del Reino Unido, que se cree se ocultan en España.

El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez; la ministra consejera británica en España, Sarah Cowley; el director general de Operaciones de la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA, por sus siglas en inglés) británica, Steve Rodhouse, y el consejero delegado de la ONG Crimestoppers, Mark Hallas, han participado en una rueda de prensa en la que se ha presentado a los doce fugitivos, todos ellos hombres, que están en busca y captura por delitos como asesinato, tráfico de drogas a gran escala y suministro de armas de fuego y munición.

España es uno de los destinos más populares para los británicos y ambos países tienen una colaboración muy fuerte en el ámbito de la seguridad. En esa línea, la NCA británica ha lanzado la campaña «Most Wanted» (los más buscados) junto con Crimestoppers y las fuerzas de seguridad españolas como continuación de la campaña «Operación Captura», que en varias ediciones permitió detener a 86 fugitivos.

“Esta campaña es solo un ejemplo de la exitosa cooperación que existe entre las fuerzas del orden británicas y españolas”, ha dicho la ministra consejera británica en España, Sarah Cowley, durante la rueda de prensa, que ha tenido lugar en la sede del Centro Tecnológico de Seguridad (CETSE) en Madrid.

“Me gustaría agradecer a nuestros colegas españoles en la Policía Nacional y la Guardia Civil el papel que desempeñan en esta campaña” y en general por “su colaboración constante ante los desafíos que tenemos en común”.

El secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez Ruiz, ha señaladi que la operación «Most Wanted» busca “crear un ambiente hostil que dificulte la implantación de organizaciones criminales en España y el asentamiento de delincuentes en nuestras ciudades”.

Por su parte, el director general de Operaciones de la NCA, Steve Rodhouse, ha señalado que “España no es un refugio seguro para los fugitivos” y ha subrayado que las anteriores campañas de fugitivos “son la muestra de que nunca nos rendimos” y que “nuestros socios españoles han sido cruciales en muchas de estas detenciones”.

Llamada anónima

Se cree que todos los individuos que aparecen en la campaña tienen algún vínculo en la España peninsular o en las Islas Canarias, por lo que se ha instado a las personas que tengan información relacionada con estos fugitivos a llamar a CrimeStoppers de forma anónima. A través al teléfono gratuito 900 926 111 serán atendidos por CrimeStoppers en el Reino Unido con la posibilidad de hablar en español.

Lord Ashcroft, fundador de CrimeStoppers, ha pedido ayuda a la población para “hacer lo correcto” facilitando el paradero de estos fugitivos. Además de llamar por teléfono, existe la posibilidad de rellenar un formulario en crimestoppers-uk.org/fugitives, donde que también se recogen los perfiles de los fugitivos.

Principales perfiles

Entre los más buscados se encuentra Nana Oppong, de 41 años, al que se busca por disparar desde un coche en marcha y matar a Robert Powell, de 50 años, quien recibió ocho disparos el 13 de junio de 2020. Presuntamente, la víctima y Oppong eran de facciones criminales rivales.

También se busca a Jack Mayle, de 30 años y con un gran número de tatuajes, sospechoso de dirigir una red de narcotráfico en el sur de Londres y de trabajar presuntamente con un proveedor de drogas de la web oscura.

En esta campaña también aparece Callum Halpin, de 27 años, al que busca la policía de Greater Manchester por el asesinato del traficante Luke Graham, de 31, y el intento de asesinato de Anton Verigotta.

Además, se busca a Asim Naveed, de complexión musculosa, 29 años y 1,88 metros de altura, que está acusado dirigir un grupo de crimen organizado que introdujo y traficó, entre febrero y junio de 2020, con 46 kilos de cocaína en Gales. En relación con este fugitivo se persigue a Calvin Parris, de 32 años, y con los dientes de arriba de oro, que habría colaborado con Naveed.

Por otra parte, la NCA y la policía escocesa buscan al escocés James Stevenson, de 56 años, tras la incautación en junio de 2020 en el puerto de Dover y en Kent de una tonelada de cocaína y 28 millones de pastillas de Etizolam, llamado el «valium de la calle».

Print Friendly, PDF & Email