El Gobierno de Aragón y Endesa continúan trabajando para proteger la avifauna

Ignacio Montaner y Joaquín Olona, en la firma del convenio de colaboración

Reducir o eliminar los riesgos de colisión y electrocución en las líneas eléctricas con un único objetivo: proteger la avifauna amenazada. Ese es el acuerdo de colaboración que se ha rubricado este miércoles por el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, y por el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner.

Desde el año 2002, se han suscrito cinco convenios de colaboración entre E-Distribución, Redes Digitales y el Ejecutivo aragonés, con una duración aproximada de cuatro años cada uno, para el desarrollo de proyectos en líneas eléctricas con el fin de reducir o eliminar este tipo de riesgos. Finalizada la vigencia del último de ellos, firmado en 2018, ambas partes desean continuar con dicha colaboración. En este periodo de tiempo se han corregido conjuntamente más de un centenar de instalaciones de titularidad de la compañía eléctrica en las tres provincias aragonesas.

En el marco de estos convenios, los técnicos de ambas instituciones buscan las soluciones más favorables para paliar los problemas que puede ocasionar la red eléctrica para la avifauna, ya sea definiendo nuevos trazados de baja conflictividad, proponiendo el empleo de nuevos materiales o buscando soluciones constructivas más inocuas para la avifauna. También realizan la selección de las líneas a corregir en cada anualidad, priorizando para ello las identificadas como de mayor peligrosidad para la avifauna y facilitando informes sobre las correcciones más adecuadas a realizar en cada una de las instalaciones.

En el marco de estos convenios, los técnicos de ambas instituciones buscan las soluciones más favorables para paliar los problemas

E-Distribución, Redes Eléctricas Digitales, que tiene entre sus objetivos o fines societarios la realización y explotación de infraestructuras para la distribución de energía eléctrica, es consciente de la necesidad de realizar actuaciones que conduzcan a la supresión o permeabilización de obstáculos en infraestructuras para evitar la mortalidad de especies animales y aumentar la conectividad de las poblaciones naturales de las especies, de manera que se reduzcan o eliminen los riesgos de colisión y electrocución de las aves, especialmente en el caso de aquellas especies catalogadas como amenazadas y en aquellos lugares en los que existe constancia de que tales hechos se han producido.

La red eléctrica en Aragón consta de miles de kilómetros de instalaciones aéreas, muchas de ellas construidas antes de que entrase en vigor la actual normativa que trata de minimizar el impacto de estas infraestructuras sobre la avifauna, que data de 2005 en Aragón y de 2008 en la normativa estatal.

Esta circunstancia convierte la corrección de tendidos eléctricos en una actuación continuada, tanto por el volumen de trabajo como por el coste de las intervenciones. Planteamientos de colaboración a medio-largo plazo como el que escenifica este convenio son los más adecuados para solventar de manera racional los problemas que la colisión y la electrocución generan para la conservación de algunas de las especies aves más amenazadas del país, como el águila perdicera, el milano real o el quebrantahuesos.

Print Friendly, PDF & Email