Un nuevo protocolo más inclusivo pone freno al acoso sexual en la Universidad de Zaragoza

Se va a crear la Oficina de Prevención y Respuesta ante el Acoso (OPRA), que tendrá su sede física junto al campus San Francisco

Un nuevo protocolo contra el acoso sexual se ha instaurado en la Universidad de Zaragoza: más amplio, más comprometido y más inclusivo. Un protocolo que se dilata para recoger, no solo el acoso sexual y por razón de sexo, sino también por orientación sexual, expresión e identidad de género. De esta manera, el colectivo Lgtbiq+ no se queda fuera como ocurría en el anterior documento, que databa del año 2006. Además, la Universidad ha resaltado su compromiso de “mantener y sufragar” el apoyo a la víctima “hasta su total recuperación”.

Otra de las novedades es que se va a crear la Oficina de Prevención y Respuesta ante el Acoso (OPRA), que tendrá su sede física junto al campus San Francisco para que allí puedan acudir todos los afectados de alguna forma por esta lacra, tal y como ha señalado la vicerrectora de Cultura y Proyección Social, Yolanda Polo, este martes. En esta oficina trabajarán especialistas en el tema que ofrecerán asesoramiento, acompañamiento y atención a las personas afectadas, aunque también investigarán los casos y llevarán a cabo las correspondientes medidas de actuación. No solo podrán acudir estudiantes, sino también docentes, administrativos y otros trabajadores y colaboradores con la Universidad.

Los objetivos principales de este “ambicioso” protocolo son la prevención de posibles situaciones de acoso dentro de la UZ, el diseño de un conjunto de actuaciones a seguir en caso de que se produzcan y la solución de forma rápida de las quejas y denuncias que serán tramitadas y, en su caso, resueltas con las debidas garantías para la víctima. Así lo ha explicado la directora del Observatorio de Igualdad de Género, Sara Alcázar, durante la presentación del protocolo, un tema de “vital importancia”.

Hay además una serie de objetivos específicos que consisten en informar y enseñar a la comunidad universitaria sobre el tema, instaurar las medidas necesarias para la atención a las víctimas y, “lo más importante”, garantizar su integridad y su dignidad hasta una recuperación completa. El nuevo protocolo fomentará y promocionará una cultura de respeto hacia la igualdad de género y la diversidad sexual. Asimismo, se organizará en torno a la detección e intervención en el acoso oculto para que ningún caso “pase por alto”, ha explicado Alcázar.

Así pues, este documento es novedoso porque también supone un compromiso de transparencia para la Universidad de Zaragoza. La institución publicará un informe detallado de los casos que ha habido una vez finalice el curso académico, eso sí, preservando el anonimato de las personas afectadas. Dicho informe será presentado ante el Consejo de Gobierno y un resumen de este se publicará en el portal de transparencia de la UZ. Gracias a esto se podrán analizar las actuaciones llevadas a cabo y “hacer propuestas de mejora”, ha comentado por su parte el rector, José Antonio Mayoral.

Formación en prevención para toda la comunidad universitaria

Por otro lado, con este protocolo se implementa un Plan de Formación en prevención del acoso destinado a toda la comunidad universitaria, es decir, “unas 40.000 personas en total”, ha calculado el rector. En especial se dirigirá a las personas que ostentan cargos de responsabilidad.

La primera sesión formativa ha tenido lugar este martes y se ha impartido al equipo de dirección de Unizar. José Antonio Mayoral ha asistido a esta clase y ha aprendido que “el acoso grueso que llega casi al delito tiene muchas gradaciones inferiores, muy sutiles”. También que hay que “respetar la confidencialidad y la protección de las posibles víctimas, así como la presunción de inocencia de los presuntos acosadores”.

Después de esta primera sesión, habrá otra el día 25 de enero. Posteriormente, en febrero tendrá lugar la formación a los órganos unipersonales, como por ejemplo decanos. Y ya en marzo, se continuará con el personal administrativo y, finalmente, se impartirán sesiones al estudiantado.

Print Friendly, PDF & Email