Los fondos europeos financiarán la modernización del regadío en las Cinco Villas y Monegros

Estos proyectos permitirán lograr una mayor eficiencia energética hídrica y avanzar en la digitalización de la agricultura

Los regantes de las comunidades de Bardenas y Molinar del Flumen disfrutarán de un regadío más moderno, eficiente y digital gracias a los fondos europeos de recuperación. Ambos proyectos están incluidos en el Plan de Transformación y Resiliencia y recibirán una inyección de hasta 35 millones de euros, beneficiándose casi 600 agricultores de las ventajas de contar con un riego del siglo XXI.

Ambas comunidades de regantes han firmado este martes los convenios con la Seiasa, una sociedad dependiente del Ministerio de Agricultura. Unas obras que, para la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano, responden a “la necesidad de lograr una mayor eficiencia energética hídrica” y “avanzar en la digitalización”. “Son la garantía de que en el medio rural seguirá ofreciéndose oportunidades laborales y contribuyendo a fijar población”, ha afirmado.

Unos proyectos que forman parte de las 38 actuaciones de modernización de regadíos que se han puesto en marcha desde el Ejecutivo central, con una inversión de 285 millones de euros, sobre una superficie de 63.000 hectáreas y beneficiando a 7.000 agricultores. Además, en la actualidad hay siete obras más programadas en regadíos aragoneses cuyos convenios de financiación ya están suscritos con Seiasa, y que disponen de un presupuesto global de 104,05 millones de euros, afectando a una superficie regable de 11.875 hectáreas y que beneficiarán a otros 1.256 regantes.

Tras la firma, el presidente de Seiasa, Francisco Rodríguez, ha destacado el esfuerzo del Gobierno de España en la modernización de regadíos, con “la mayor inversión en esta materia de las últimas décadas”, y ha señalado que “teniendo en cuenta las actuaciones que se sumarán en la fase II del Plan de Recuperación, Aragón va a concentrar el 10,5 % de la inversión total nacional” en esta materia. Un hito que, ha asegurado, supondrá “un gran avance en sostenibilidad medioambiental, eficiencia y tecnificación, que permitirá mejorar la productividad y la rentabilidad de las explotaciones”.

Las actuaciones previstas para la Comunidad de Regantes de Bardenas contarán con un presupuesto de 26 millones y medio de euros y afectarán a 3.714 hectáreas de Ejea de los Caballeros, Biota y Sádaba. Su objetivo es hacer un uso sostenible del agua de riego mejorando su gestión y monitorizar los parámetros de riego, así como el seguimiento y control de la aplicación de nutrientes, principalmente el nitrógeno.

Por su parte, el proyecto de la Comunidad de Regantes Molinar del Flumen busca construir una estación de bombeo que se abastezca de la red eléctrica y que permita eliminar el uso de motores diésel utilizados actualmente, suministrando la presión necesaria para un riego eficiente, además de la implantación de un sistema de telecontrol para una gestión más eficaz en toda la zona regable.

Print Friendly, PDF & Email