Detenidas cinco personas por el robo de cobre en placas fotovoltaicas de Zaragoza

Días previos al robo, estos detenidos inspeccionaban la zona y provocaban saltar las alarmas para detectar la capacidad de respuesta

La Guardia Civil de Navarra ha detenido a cinco personas como miembros de un presunto grupo criminal dedicado al robo de cableado de cobre en placas fotovoltaicas de cuatro provincias, entre ellas Zaragoza. Todos ellos eran de nacionalidad extranjera, originarios de Europa del Este, y estaban asentados en la localidad de Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Además, se está investigando a otras tres personas por la compra del cobre procedente de los robos.

Los investigadores iniciaron las pesquisas para el esclarecimiento de los delitos de robo con fuerza que se estaban produciendo en Navarra, sospechando que se encontraba detrás un grupo criminal que operaba de forma muy organizada en diferentes provincias de la geografía española. Dentro de las investigaciones realizadas por los agentes de la UOPJ de la Guardia Civil, pudieron ubicar a esta organización delictiva en la localidad catalana de Hospitalet de Llobregat, tratándose de un clan familiar de Europa del Este, perfectamente jerarquizado y coordinado en la ejecución de los delitos de robos con fuerza.

Dentro del operativo realizado por los agentes de la UOPJ de la Guardia Civil de Navarra, detectaron su presencia en las proximidades de una planta fotovoltaica, por lo que, de forma coordinada con agentes del servicio de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Barcelona, establecieron un dispositivo de control en el que lograron interceptar los vehículos ocupados por los detenidos. En uno de los vehículos transportaban 1,5 toneladas de cableado de cobre, el cual había sido robado horas antes en una planta fotovoltaica de Lérida.

Días previos al robo, estos detenidos inspeccionaban la zona y provocaban saltar las alarmas para detectar la capacidad de respuesta. Cuando se daban las condiciones de seguridad para cometer el robo, cortaban los extremos del cableado instalado para el funcionamiento de las empresas fotovoltaicas, lo extraían, y posteriormente accedían y cargaban el material en un primer vehículo. Además, usaban un segundo coche como lanzadera para evitar los posibles controles policiales.

Una vez detenidos se realizó una entrada y registro en el domicilio, localizando en su interior pruebas de su implicación en los robos cometidos por las cinco personas detenidas, así como del destino final que le daban al material sustraído en varias plantas fotovoltaicas. Así, se obtuvieron pruebas de que el material sustraído por esta organización era recibido por una empresa de tratamiento de residuos próxima a Hospitalet de Llobregat. Por ello, se realizaron inspecciones que confirmaron la implicación de tres personas, las cuales han sido investigadas por el delito de receptación de material robado.

Print Friendly, PDF & Email