Condenan a un vecino de Utebo a seis meses de prisión por agredir a un guardia civil

El tribunal ha condenado a este varón a seis meses de prisión por un delito de atentado y otro delito leve de lesiones

El Juzgado de lo Penal Nº4 de Zaragoza ha condenado a un vecino de Utebo a seis meses de prisión por agredir a un agente de la Guardia Civil cuando acudió a su domicilio para comprobar lo que ocurría tras la alerta de sus vecinos de fuertes golpes y ruidos dentro del interior de su vivienda.

Los hechos tuvieron lugar en febrero 2021 cuando la Central Operativa de Servicios (COS) recibió una llamada de los vecinos del ahora condenado que alertaban de fuertes golpes y ruidos procedentes del interior de una vivienda. Una vez que la patrulla llegó al lugar, este varón abrió la puerta de casa desnudo y alterado y comenzó a insultar, amenazar y a golpear a los agentes. Llegó incluso, según confirma la sentencia, a arrojar objetos a los guardias que ocasionaron lesiones a uno de ellos en la mano y en el tobillo. El agente que sufrió las heridas tuvo que recibir asistencia médica y tardó varios días en sanar.

La Fiscalía y la acusación particular ejercida por el letrado de la Asociación Unificada de Guardia Civiles Aragón (AUGC), Jesús Jordán, solicitaron imponer una pena de un año de prisión por el delito de atentado, la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena; por el delito de lesiones la pena de 45 días de multa con cuota diaria de ocho euros, el pago de las costas procesales, así como indemnizar por las lesiones al agente en la cantidad de 810 euros.

Finalmente, el tribunal ha condenado a este varón a seis meses de prisión por un delito de atentado y otro delito leve de lesiones. También deberá pagar seis euros al día durante un mes, así como los gastos procesales. El agente deberá ser indemnizado por las lesiones sufridas con 810 euros.

AUGC denuncia que más del 40% de los accidentes que sufren los guardias civiles “son consecuencia de agresiones físicas, y la situación, lejos de solucionarse, va a peor”.

“Los guardias civiles se convierten en el blanco de los delincuentes, que saben lo barato que les sale agredirlos, con penas irrisorias e indemnizaciones que en la mayoría de los casos no pagan al declararse insolventes los agresores”, han añadido.

Desde AUGC se llevarán a cabo todas las acciones legales como acusación, para la defensa de los guardias civiles agredidos en el desempeño de sus funciones, exigiendo las máximas penas para los autores.

Print Friendly, PDF & Email