Oposición y cuatripartito coinciden en la necesidad de una reforma “profunda” de la financiación

La sesión de trabajo se ha celebrado este lunes en las Cortes de Aragón

El máximo responsable de la DGA, Javier Lambán, y el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, se han reunido este lunes en las Cortes con los portavoces de las diferentes formaciones y el presidente del Parlamento, Javier Sada, para analizar y debatir la primera propuesta enviada por el Gobierno de España acerca del modelo de financiación autonómica. En este encuentro, tanto oposición como cuatripartito han consensuado la necesidad de acometer una reforma “profunda” de dicho modelo, considerando que debe garantizarse el acceso de todos los aragoneses a servicios públicos de calidad.

El turno de la oposición lo ha iniciado la portavoz del PP, Mar Vaquero, que ha insistido en la creación de un grupo de expertos (tal y como anunció Jorge Azcón el pasado viernes) que permita defender mejor la postura de Aragón en las reuniones con el resto de comunidades. La popular ha dejado claro que su partido quiere arrancar con el “espíritu de consenso que se alcanzó en la anterior legislatura de la que derivó un Dictamen aprobado por unanimidad”. Además, la representante del PP ha reconocido que será un proceso “complicado”, pero ha querido lanzar un mensaje de optimismo con el objetivo de “defender nuestra suficiencia financiera para afianzar servicios públicos en toda la región aragonesa».

Desde Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo ha recordado que “hemos perdido diez años desde la última reforma”, motivo por el que resulta importante “acertar” en lo relativo a los criterios de población, que funcionan con una serie de parámetros “más ajustados”. Antes de pedir que “ojalá se logre el máximo consenso posible”, ha remarcado la importancia de abordar una reforma de la ley electoral para evitar que haya “fuerzas nacionalistas sobrerrepresentadas”.

En representación de Vox, Santiago Morón ha expresado que el punto de partida “no es nada halagüeño”. A pesar de que sostiene que su grupo no puede apoyar la reforma del sistema de financiación porque “se queda claramente corta y no va a solucionar los problemas existentes”, ha asegurado que harán las aportaciones que crean oportunas hasta la próxima reunión de finales de enero. A su juicio, habría que llevar a cabo un recorte del gasto político que permita disponer de mayores fondos que lleguen a “lo realmente necesario”. “Tiene que haber una visión mucho más nacional. No puede ser que se premie a otros gobiernos que no han sido leales a los intereses de la nación”, ha criticado.

La ronda de la oposición la ha cerrado el coordinador de IU, Álvaro Sanz. Según ha expuesto, “no se puede dejar de lado el debate de la reforma fiscal”. El diputado parlamentario valora “positivamente” la propuesta del Ministerio de Hacienda porque posibilita un diagnóstico “más real” de los gastos del sistema de financiación en asuntos como la sanidad o la educación, ofreciendo así un conocimiento “más estratificado”. Asimismo, ha incidido en que las administraciones tienen que revisar cada año los criterios sociodemográficos, subrayando que la superficie y la despoblación “no pueden ser factores que se rijan solo por el padrón”.

El cuatripartito pide avanzar en los servicios públicos 

Respecto al cuatripartito, tanto PSOE como Podemos, PAR y CHA han calificado la reunión mantenida como “muy positiva”, aunque consideran que hay áreas en las que se debe “seguir trabajando”. En este sentido, creen que la Comunidad debería obtener mayor financiación para poder profundizar en la calidad de los servicios públicos.

El portavoz del PSOE, Vicente Guillén, le ha recordado a los populares que es “de nuevo” un gobierno socialista el que va a reformular el nuevo sistema de financiación autonómica. Además, ha contestado a la petición de Azcón de que se cuente con expertos en la nueva reforma. “El PP quiere volver a abrir el debate sobre los expertos, pero a nosotros lo que nos interesa es la búsqueda de acuerdos”, ha apuntado. Asimismo, ha añadido que el objetivo de los socialistas es llegar a un “acuerdo unánime de todas las fuerzas políticas”.

Una intención que parece que comparten los demás socios de gobierno. El presidente de CHA, Joaquín Palacín, ha afirmado que “Aragón está infrafinanciado y que es necesario avanzar en el coste real de los servicios y en la autonomía financiera”. Para su formación, aunque en la nueva financiación la superficie poblacional va a tener mayor peso en las decisiones, también apuestan por que se tengan en consideración más bloques aparte de la sanidad, la educación o el sobre-envejecimiento. “Se deberían tener en cuenta también aspectos como el transporte o la financiación municipal”, ha matizado. “España está mostrando poco interés en reforzar el sistema de financiación”, ha lamentado.

Desde Podemos, Nacho Escartín ha subrayado la necesidad de que las comunidades cuenten con financiación suficiente para los servicios que prestan porque, de lo contrario, “resulta muy difícil garantizar la calidad de vida en todo el territorio”. A su juicio, es imprescindible ajustar dicha financiación, sobre todo, en función de las características sociodemográficas. “Podemos conseguir una propuesta común que apueste por la igualdad, acabar con la lógica de los recortes, la corresponsabilidad y la reforma fiscal progresiva”, ha expuesto.

Por último, en representación del PAR, Jesús Guerrero ha recordado que desde su partido “siempre hemos reivindicado la reforma del sistema de financiación”. Apuestan por los criterios de dispersión, envejecimiento y orografía. “No queremos que nos obliguen a ir a vivir a Madrid o Barcelona”, ha denunciado, antes de puntualizar que “defendemos la supervivencia de Aragón, de las ciudades y pueblos pequeños y medianos”. “En varias comunidades ocurre que el 30% del territorio acoge al 90% de la población”, ha explicado. Por esta razón, ha instado a los demás grupos políticos aragoneses a que se unan y pidan un “Pacto de Estado en España”. También ha destacado que se debe aumentar la autonomía financiera y la responsabilidad fiscal, consolidar la lealtad institucional y respetar el Estatuto de Autonomía de Aragón.

Print Friendly, PDF & Email