La Guardia Civil neutraliza una bomba de aviación procedente de la Guerra Civil en Maella

Era una bomba de aviación de 50 kilogramos tipo “Torpedín Legionaria”, empleada por la aviación legionaria italiana

Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos (Tedax) de la Guardia Civil de Zaragoza neutralizaron, el pasado día 10 de enero, una bomba de aviación encontrada en un local de una céntrica calle de Maella.

Un vecino de la localidad alertó al propietario del local para que tuviera cuidado a la hora de realizar las obras que estaba llevando a cabo en el inmueble, dado que durante la Guerra Civil, cuando esta persona tenía seis años, la localidad sufrió un bombardeo y una de las bombas que cayó en lo que entonces era un corral, no explotó. Posteriormente ese corral fue cubierto y se echó hormigón en el suelo, con lo que el artefacto quedó oculto a la vista.

Ante este hecho, el propietario de la finca informó inmediatamente a la Guardia Civil, activándose a los especialistas del Tedax para su neutralización.

El lugar donde se encontraba la bomba estaba más o menos localizado, si bien fue necesario la utilización de un detector de metales para confirmar con exactitud su posición así como el uso de herramientas específicas a la hora de romper el hormigón, y proceder a su extracción, tratándose de una bomba de aviación de 50 kilogramos tipo “Torpedín Legionaria”, empleada por la aviación legionaria italiana, tratándose de un artefacto de gran potencia.

Dado el poder destructivo de este tipo de artefactos, los especialistas del Tedax localizaron un lugar próximo a la localidad, procediendo a acordonar la zona en un radio de 1000 metros dado que la explosión podía arrojar metralla a más de 500 metros. Participando en este dispositivo patrullas de la Guardia Civil de Maella y Escatrón.

Durante el año 2021 los Tedax de la Guardia Civil de Zaragoza, neutralizaron un total de 145 artefactos explosivos procedentes de la Guerra Civil, la mayor parte de ellos en la provincia de Teruel (85), seguida de Zaragoza (35) y Huesca (25), siendo los más habituales proyectiles de artillería con pesos comprendidos entre los tres y los 45 kg, granadas de mano, de mortero y bombas de aviación.

En lo que va de año han desactivado, además, dos artefactos explosivos en la provincia de Teruel. Este tipo de artefactos suelen aparecer al realizar labores agrícolas, movimientos de tierras por obras, práctica de la caza y recolección de setas principalmente.

La peligrosidad de este tipo de artefactos radica principalmente en su manipulación por lo que, ante un hallazgo de este tipo se debe poner en conocimiento de la Guardia Civil de manera inmediata, llamando al teléfono 062, absteniéndose de cualquier tipo de manipulación.

Print Friendly, PDF & Email