Los precios cierran 2021 con una subida récord del 7,2% en Aragón impulsados por la energía

Destaca el INE que esta tasa es la más alta desde mayo de 1992

La tasa anual de inflación en el mes de diciembre se situó en el 7,2% anual en Aragón, un punto y una décima por encima del mes precedente, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). La inflación aceleraba el pasado mes impulsada principalmente por el precio de la energía y los combustibles.

En un tono similar, en el conjunto de España la tasa de inflación subía un punto porcentual por encima de la registrada en noviembre, hasta situarse en el 6,5% anual. Destaca el INE que esta tasa es la más alta desde mayo de 1992.

Por su parte, en la eurozona la tasa de inflación en diciembre de 2021 se situaba en el 5% anual, una décima por encima del dato de noviembre. En consecuencia, el diferencial de inflación era desfavorable en 2,2 puntos porcentuales en el caso de Aragón y un punto y cinco décimas porcentuales en el promedio nacional.

Este repunte de la tasa de inflación en diciembre se focaliza principalmente en los precios de Vivienda, que está causada por el aumento de los precios de la electricidad, y de Transporte, por el aumento del precio de carburantes y combustibles. En sentido contrario, únicamente bajaron levemente los precios de las comunicaciones.

De hecho, la inflación subyacente (que es aquella que excluye de su cálculo alimentos no elaborados y productos energéticos), se situaba en diciembre en el 2,3% anual en Aragón, cuatro décimas por encima del dato del mes precedente pero muy alejada de la inflación general. En el conjunto de España la inflación subyacente en diciembre aceleraba cuatro décimas hasta quedar en el 2,1% anual.

Por su parte, en el promedio de la eurozona la inflación subyacente se situaba en diciembre en el 2,6% anual, dato idéntico al del mes anterior.

Respecto al mes de diciembre del año anterior, las tasas anuales de inflación en Aragón eran positivas en diciembre en once de los doce grupos de consumo considerados por el IPC y negativa en el grupo restante.

La relación viene encabezada una vez más por Vivienda, con una fuerte tasa del 24,5% anual, resultado del incremento de los precios del gasóleo para calefacción. En segundo lugar, se situaba Transporte, con un aumento de precios del 11% anual, consecuencia del encarecimiento de los carburantes y combustibles en comparación interanual. Asimismo, la tasa de inflación de Alimentos y bebidas no alcohólicas era del 5,8% anual en diciembre.

Estos tres grupos de consumo aportaban en diciembre 6,2 puntos porcentuales de los 7,2 puntos de la tasa de inflación en Aragón, es decir, explican por sí solos más del 86% de la tasa de inflación en el período.

A distancia, la tasa de inflación se situaba en un 3,8% anual en el grupo de consumo de Hoteles, cafés y restaurantes y en un 3,1% anual en Menaje. Junto con Vivienda y Transporte, estos eran los cincos grupos de consumo cuya tasa de inflación en diciembre superaba el umbral del 2% anual en Aragón, considerado como crecimiento estable de los precios por parte del Banco Central Europeo en sus objetivos de política monetaria.

Hay que citar una vez más el protagonismo que sigue teniendo el precio internacional del petróleo, que en su calidad Brent ha cotizado en diciembre a un precio medio de 74,7 dólares por barril, lo que supone un incremento del 48,8% en tasa anual, ya que en diciembre del pasado año el precio medio fue de 50,2 dólares por barril.

Con tasas de inflación entre el 1% y el 2% anual se situaban en diciembre en Aragón los grupos de consumo de Otros bienes y servicios (1,9% anual), Bebidas alcohólicas y tabaco (1,7% anual), Enseñanza (1,5% anual), Vestido y calzado (1,1% anual).

A continuación, con una tasa por debajo del 1% anual se encontraban únicamente los grupos de consumo de Ocio y cultura (0,6% anual) y Medicina (0,3% anual).

Por último, los precios se redujeron en diciembre en comparativa anual en el grupo de consumo de Comunicaciones (-0,3% anual).

Por comparación con el mes anterior, los precios experimentaron en diciembre un incremento medio de 1,1 puntos porcentuales en Aragón, como consecuencia de aumentos de precios en siete de los doce grupos de consumo, mientras que en dos grupos de consumo los precios no sufrieron variación mensual alguna y en el grupo restante se redujeron.

Así, la mayor subida mensual se produjo en Vivienda (6,3% mensual), reflejando el incremento de los precios del gasóleo para calefacción. A continuación, y a bastante distancia, se situaba el grupo de consumo de Alimentos y bebidas no alcohólicas (1,7% mensual).

Subían también los precios de Menaje (0,7% mensual), Ocio y cultura y otros bienes y servicios (ambos con un 0,6% mensual), Medicina (0,2% mensual), y Hoteles, cafés y restaurantes (0,1% mensual).

Los precios no variaron respecto al mes anterior en Enseñanza y Bebidas alcohólicas y tabaco.

Por último, bajaron en diciembre los precios de Vestido y calzado (-4,2% mensual), reflejando el inicio de descuentos y rebajas de la campaña de navidades, de Transporte (-1,0% mensual) y Comunicaciones (-0,1% mensual).

Por provincias aragonesas, la tasa de inflación en diciembre de 2021 se situó en un 7,9% anual en Huesca, el 6,8% anual en Teruel y el 7,1% anual en Zaragoza.

Respecto a la implementación de la política monetaria por parte del Banco Central Europeo (BCE), se espera que mantenga una orientación acomodaticia durante todavía un largo periodo de tiempo. En este sentido, la presidenta del BCE ha reiterado en varias ocasiones que no se dan las circunstancias para pensar en subidas de tipos en el año 2022, que cree «muy improbables». En el último Consejo de Gobierno del BCE, celebrado el pasado 16 de diciembre, no hubo cambios en los tipos de interés oficiales por lo que se mantienen en el 0%.

Asimismo, anunció que pondrá fin a las compras netas de activos en el marco del Programa de Compra de Deuda frente a la Pandemia (PEPP) a final de marzo de 2022, si bien sostuvo que las compras netas en el marco del citado Programa también podrían reactivarse, si fuera necesario, para contrarrestar las perturbaciones negativas relacionadas con la pandemia.

Print Friendly, PDF & Email