La DGA indemniza con 157.000 euros a una paciente por dejarle una gasa en el abdomen tras operarle

La primera intervención quirúrgica tuvo lugar en el año 2013

El departamento de Sanidad indemnizará con 157.000 euros a una mujer a la que se olvidaron dentro del abdomen una gasa quirúrgica tras una operación en el hospital San Jorge de Huesca en el año 2013. La paciente, de 49 años, como resultado del olvido de la gasa, sufre molestias que han provocado que se le haya declarado en Francia, donde reside, la incapacidad permanente absoluta. La mujer ha conseguido el acuerdo con el Salud tras la denuncia de El Defensor del Paciente, a través del letrado Ricardo Agóiz.

La mujer fue intervenida de una operación de histerectomía (extirpación del útero y cuello uterino) y doble anexectomía con técnica normal en el hospital San Jorge de Huesca el 30 de enero de 2013. Dos días después de la operación, la mujer ya manifestó fuertes dolores en la zona intervenida y, según declaró, los médicos le alegaron que eran dolores normales después de la cirugía.

Sin embargo, los dolores continuaron cuando le retiraron las grapas quirúrgicas en el centro de salud de Sabiñánigo, donde la enfermera observó un bulto en el abdomen y fue derivada al hospital San Jorge. Allí, según explican desde la asociación El Defensor del Paciente, “no tomaron en consideración lo ocurrido”. Diez días después, la paciente visitó de nuevo el hospital oscense donde volvió a quejarse de fuertes dolores en el abdomen. Los sanitarios de urgencias le diagnosticaron hematoma de pared, sin darle, según explican desde la asociación, “mayor importancia”.

Las dolencias no cesaron y la mujer volvió a acudir a su médico de cabecera, el cual le derivó al hospital San Jorge a la realización de una ecografía con el mismo resultado que la última ocasión: hematoma de pared. Ante la persistencia de los dolores, se le realizó una ecografía de alta definición, en el mismo hospital oscense, que acreditó la presencia de un hematoma encapsulado, demasiado grande para reabsorberse a si mismo. Por lo que los facultativos decidieron realizarle una nueva operación.

Tres meses después de la primera operación, el 10 de abril de 2013, se le realizó una segunda intervención en la que se le extrajo del abdomen una gasa quirúrgica que se habían dejado dentro del cuerpo de la mujer, que acumulaba 71 días en el interior de su abdomen.

Tres años después, en abril de 2016, la paciente tuvo que pasar por quirófano de nuevo (la tercera operación) en el hospital Royo Villanueva de Zaragoza para extraerle restos de la gasa que aún quedaban y que se tradujo en una resección en los dos intestinos.

Nueve meses después, la mujer tuvo que pasar por quirófano una cuarta vez debido a fístula previa con exudado purulento y constante. Por último, en septiembre de 2020 volvió a ser operada, esta vez en Vitoria-Gasteiz, para la realización de una triple nefrectomía inguinal y retirada de granulomas a cuerpo extraño, por laparatomía.

Incapacidad

La mujer sufrió una infección derivada de la primera operación donde se olvidaron la gasa y por ello, se le ha declarado incapacidad permanente absoluta en Francia. Una declaración, según afirma el letrado Ricardo Agóiz, similar a la estipulada en España.

La mujer continúa con fuertes dolores abdominales y está obligada a tomar medicación, concretamente opiáceos, para las fuertes molestias. Se debe sumar una fuerte depresión que padece.

Esta reclamación fue estimada en la cantidad de 107.000 euros en julio de 2020. Pero desde la defensa de la paciente, ejercida por Ricardo Agóiz, se consideró que la cifra no estaba en concordancia con las secuelas. Entonces se decidió interponer una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón para reclamar 50.000 euros más. Una vez iniciado el proceso judicial, se ha llegado a un acuerdo entre las partes (paciente y Mapfre la aseguradora por aquel entonces del Gobierno de Aragón y el propio Gobierno de Aragón), por el que la paciente ya ha recibido una cifra final de 157.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email