Cinco grandes películas que te muestran cómo es el mundo de las apuestas deportivas

Las personas que entran a las páginas populares para apostar en nuestro país lo hacen para aumentar las emociones que sienten cuando ven un deporte

Todos sabemos que las personas que entran a las páginas populares para apostar en España lo hacen para aumentar las emociones que sienten cuando ven un deporte, como la adrenalina, diversión, retos y mucha pasión. El cine siempre se ha interesado por estos sentimientos y, por ello, ha representado muchos casos de lo que podría crearse a partir de la interacción entre los apostadores y los deportes de élite.

Estas películas te muestran el mundo de las apuestas, y en algunos casos, lo que pasaría si se convierte en una adicción, por lo que podría ser algo crudo para algunos. Los personajes son tan apasionados como complejos, que pueden llegar a difuminar la línea entre el bien y el mal. Estas son las cinco películas que ningún aficionado a las apuestas deportivas debería perderse, ya que le permitirán conocer el fenómeno que recientemente ha explotado en popularidad.

El color del dinero (Martin Scorsese, 1986)

El icónico Martin Scorsese reunió estrellas como Paul Newman y Tom Cruise para contar la historia del mundo de las apuestas de billar, basada en el libro de Walter Evis. La película es esencialmente un estudio psicológico de los jugadores, que muestra cómo valores intangibles como el orgullo, el respeto y la fidelidad a uno mismo pueden ser tan importantes o quizá más que el dinero. Se expone la importancia de las apuestas en la vida cotidiana de muchas personas.

La historia comienza en un bar, en donde Eddie Felson, antiguo campeón de billar, ve a un joven llamado Vincent jugando al billar. La secuencia le recuerda su propia juventud y decide enseñarle cómo ganar dinero rápidamente. Recorren numerosas casas de juego de todo el país, amasando una fortuna con su plan.

Ocho hombres fuera (Joe Pytka, 1988)

Es un recordatorio del mal que todavía persigue a algunos deportes profesionales hoy en día, los bajos salarios atraen a algunos jugadores a dejarse perder para ganar dinero, apostando contra ellos. Es la historia real sobre uno de los periodos más polémicos de la historia del deporte en Estados Unidos, el campeonato de las Grandes Ligas de Béisbol de 1919. Es bastante difícil ver cómo los mismos jugadores tienen que renunciar a su profesionalidad y su orgullo para mantener a sus familias.
Seabiscuit, más allá de la leyenda (Gary Ross, 2003)

Seabiscuit es un drama deportivo basado en hechos reales de la vida y las aventuras de Seabiscuit, incluidos sus triunfos en los hipódromos durante la década de 1930, en plena Gran Depresión, donde eran momentos desesperantes, y muchas personas buscaban cualquier método para recuperar lo que habían perdido en la bolsa.

La historia presenta a un criador de caballos desencantado, a un jinete con una carrera en declive que está desesperado por ganar y a un magnate de la industria automovilística que ha sido destruido emocionalmente por la muerte de su hijo. Este trío espera convertir al protagonista de la película, el caballo Seabiscuit, en un fenómeno de carreras y apuestas.

Apostando al límite (D.J. Caruso, 2005)

Si estás interesado en conocer mejor el mundo de las apuestas deportivas profesionales, esta historia te atrapará. Un corredor de apuestas profesional (Al Pacino) y un jugador de fútbol americano (Matthew McConaughey) que es obligado a retirarse por sufrir una lesión, se unen para hacer predicciones de este deporte. Es una lección moral innegable sobre los peligros de jugar sin responsabilidad alguna.

Diamantes en bruto (Ben Safdie, 2019)

Howard Ratner (Adam Sandler) es un carismático, tramposo joyero y hombre de familia, que dirige un negocio bastante cuestionable de joyas extravagantes en Nueva York. Siempre está al borde de la quiebra, ya que asume el máximo riesgo tanto en sus actividades empresariales como en sus relaciones personales.

Sin embargo, está a punto de completar un negocio que involucra a una apuesta de muy alto riesgo que podría convertirlo en millonario. Para hacer esta arriesgada apuesta, tendrá que equilibrar su carrera, su familia y los enemigos de todos los bandos.

Doble o nada (Stephen Frears, 2012)

Un escritor y periodista llega a Las Vegas, donde conoce por casualidad a un corredor de apuestas deportivas. Para entender mejor las apuestas deportivas, mantienen una interesante y divertida relación que demuestra los entresijos de este mundo. Esta historia tiene mucho valor educativo, ya que destruye muchas ideas preconcebidas sobre los apostadores.

Let it Ride (Joe Pytka, 1989)

La película de comedia de 1989, con Richard Dreyfuss en el papel principal, introdujo al público al mundo de las apuestas. Su argumento sigue a un apostador de carreras de caballos de bajo perfil que se convierte en un tipo con suerte y gana dinero con cada apuesta que hace, aunque sea ridícula. La película fue producida por Paramount Pictures y dirigida por el estadounidense Joe Pytka.

Print Friendly, PDF & Email