Un agujero de 236 millones: Motorland, «dependencia absoluta» de las ayudas públicas

Los datos de empleo tampoco reciben el impacto positivo de la actividad de Motorland, ni en general, ni en el sector servicios en particular

La Cámara de Cuentas ha advertido de las “pérdidas continuadas” de Motorland y su dependencia financiera de las instituciones públicas, que ya han tenido que inyectar más de 236 millones de euros entre subvenciones y aportaciones de capital. Los auditores han valorado la coherencia del plan estratégico de la sociedad para intentar alcanzar su viabilidad, pero han dejado claro que su puesta en marcha implicaría nuevas inversiones y un mayor apoyo financiero de los accionistas.

Así lo han remarcado en su informe de fiscalización del ejercicio de 2020 de la empresa Ciudad del Motor S. A., propiedad del Ejecutivo autonómico en un 89,5% y de la DPT y el Ayuntamiento de Alcañiz, ambos con un 5,25%. En el texto, los auditores llaman la atención sobre los problemas que puede tener Motorland para mantener su funcionamiento en el futuro en el caso de que pierda el apoyo financiero de sus socios y no aumente sus ingresos con nuevas actividades, al margen de las estrictamente deportivas, que son deficitarias.

Hasta el ejercicio 2020, Motorland ha recibido subvenciones y otras aportaciones públicas por importe de 236,4 millones de euros, de los que 91,3 se le han transferido como subvenciones de capital para la construcción de las infraestructuras y 31,5 como subvenciones de explotación para financiar la actividad en el circuito de velocidad. Además, y generalmente con la finalidad de compensar las pérdidas acumuladas de la sociedad y evitar su disolución, los accionistas han tenido que suscribir 18 ampliaciones del capital social de la compañía, por las que han tenido que realizar un desembolso adicional de 113,2 millones de euros. Para financiar todas estas operaciones, se han utilizado recursos del Fondo de Inversiones de Teruel hasta una cuantía de 155,3 millones de euros.

El informe refleja la dependencia total de la sociedad del apoyo financiero que le prestan las instituciones públicas que participan en su capital social y que se justifica por tratarse de una inversión de interés autonómico y de especial relevancia para el desarrollo del tejido económico y social de Aragón. Desde el año 2006, Alcañiz no ha sufrido variaciones considerables en el número de habitantes y la comarca del Bajo Aragón y otras comarcas de influencia han perdido población desde 2009 a un ritmo superior al resto de la Comunidad Autónoma.

Los datos de empleo tampoco reciben el impacto positivo de la actividad de Motorland, ni en general, ni en el sector servicios en particular, siendo muy similares a los del resto de Aragón. No obstante, la celebración del Gran Premio de Moto GP en el mes de septiembre permite alargar las cifras más favorables de la época estival. En el único indicador en el que se observa una mejora desde que funciona el circuito es en el de las plazas de alojamiento turístico, que han aumentado año tras año, especialmente en Alcañiz, lo que influye en los datos de la comarca y de todo Aragón.

En el año 2020, Ciudad del Motor obtuvo un resultado negativo de aproximadamente de tres millones de euros. Debido a la pandemia y al cierre de las instalaciones, la actividad de Motorland se redujo de los 26 eventos celebrados en 2019 a 13. Esta actividad reportó unos ingresos de 1,4 millones de euros frente a los 4,6 del ejercicio 2019. En total, teniendo en cuenta todas las fuentes de ingresos, incluida la financiación que recibe del IAF para realizar la actividad, los ingresos pasaron de 8,7 millones de euros en 2019 a 5,6 millones en 2020, siendo insuficientes, en tres millones de euros, para cubrir los gastos de la sociedad.

Por su parte, los gastos de explotación también disminuyeron significativamente en este año excepcional un 74% en relación con 2019, debido especialmente a la modificación del contrato con Dorna S. L. para la organización de pruebas deportivas, que supuso un ahorro de 8.603.655 euros respecto a lo abonado por Motorland el año anterior, al quedar dispensada la sociedad de abonar las tarifas relativas a los campeonatos de Superbike y Moto GP en 2020, que no se facturaron por Dorna.

Aumento de los gastos

Al margen de las circunstancias excepcionales del año 2020, los gastos de la sociedad han ido aumentado casi todos los años desde el comienzo de su actividad, en particular los relativos a la organización de pruebas de motociclismo, mientras que los ingresos por la venta de entradas se han mantenido constantes, lo que ha hecho que los márgenes negativos se mantengan en todas las actividades. Por su volumen, destacan en 2020 las pérdidas de los eventos de Moto GP, de 890.000 euros; Superbike, 600.000 euros; Velocidad, 1,9 millones; y del nuevo evento denominado Turismos, con pérdidas de un millón de euros.

A la vista de esta situación, el plan estratégico de la empresa para el periodo 2019-2021 se propone como principal objetivo la diversificación de las actividades de la sociedad y la búsqueda de otros negocios que supongan una fuente de ingresos alternativa y permanente. La Cámara de Cuentas considera que el plan es coherente con los objetivos y finalidad de obtener nuevos ingresos, sin que haya sido posible analizar todavía sus efectos al encontrarse en fase de ejecución. No obstante, en el informe se advierte que la empresa no dispone de financiación para realizar las actividades propuestas en el plan, por lo que seguirá dependiendo de sus socios para llevarlas a cabo.

Respecto a personal, de una plantilla de 60 personas, a 31 de diciembre de 2020 estaban cubiertas 53 plazas, el 43% de ellas con contratos temporales. La principal incidencia señalada por la Cámara de Cuentas es la falta de homogeneidad retributiva para puestos de igual categoría y similares funciones.

Del análisis de la contratación se desprende que, en 2020, la sociedad adjudicó 37 contratos por importe de 4,2 millones de euros, entre los que destaca por su relevancia económica, el contrato de servicios para la celebración del campeonato del mundo de Superbike FIM WCSBK para la temporada 2020-2022, por importe de 1.6 millones de euros. Los contratos menores adjudicados fueron 1.105, por importe de 690.173 millones de euros.

Print Friendly, PDF & Email