Cuatro años de prisión por clavar un cúter a un hombre en un punto de venta de droga en Tauste

El acuerdo se ha alcanzado esta mañana en la Audiencia Provincial de Zaragoza // Foto: Laura Trives

Un joven de Tauste de 29 años ha aceptado la rebaja de ocho a cuatro años de prisión por casi acabar con la vida de un vecino al clavarle un cúter en el cuello en febrero de 2020. Después de la agresión casi mortal, el coche del acusado apareció ardiendo en un camino del municipio. Esta mañana se ha celebrado el juicio a este joven que lleva desde entonces en prisión provisional.

La agresión se produjo en la madrugada del 6 de febrero de 2020 en una cabaña en el camino de las Viñas del municipio cincovillés de Tauste. Esta cabaña, alejada del centro urbano del pueblo y propiedad de la víctima, era conocida como un punto de venta de droga de la zona.

Ambos implicados se conocían de antes y tenían alguna rencilla que finalmente desembocó en una agresión que casi acaba con la vida de la víctima. Ésta tuvo que pasar varios días en el hospital Clínico debido a las graves heridas que sufrió.

El acusado de 29 años y que responde a las iniciales J.L.R.M., procedía de Andalucía y llevaba varios años viviendo en el barrio de Santa Engracia de Tauste. Durante esa madrugada, J.L.R.M. clavó un cúter en el cuello de su víctima, causándole diversas heridas de gravedad. En un primer momento fue atendido por sanitarios del centro de salud de Tauste y después tuvo que ser enviado al hospital Clínico de Zaragoza. Horas más tarde, el coche del acusado apareció en llamas en un camino del municipio cincovillés.

La acusación de la víctima, ejercida por Pedro Luis Martínez Priz, ha aceptado la rebaja de la pena, acorde a lo solicitado por la Fiscalía, que ha considerado correspondiente apreciar los atenuantes de drogadicción del acusado y la de reparación del daño, ya que J.L.R.M. ya habría abonado 3.000 de los 17.000 euros que solicitan de responsabilidad civil.

La defensa del acusado, llevada por la letrada María Vanesa Benito Martín, ha mostrado su conformidad ante la rebaja de la pena de su cliente que finalmente se quedará en cuatro años de prisión, el pago restante de la responsabilidad civil (14.000 euros) y una prohibición de aproximación a la víctima de 500 metros.

Print Friendly, PDF & Email