Manu Rico se hace un hueco en el primer equipo del Huesca

Manu Rico se está haciendo un hueco en el primer equipo. Foto: S.D.H.

Con sus 19 años recién cumplidos, Manu Rico se ha convertido en habitual con el primer equipo de la S.D. Huesca, habiendo participado en los últimos tres encuentros. El canterano oscense disfruta del momento, y se muestra agradecido ante la oportunidad. “Estoy contento. Agradecido también. Hay que trabajar y si el míster tiene que tirar de mí, darlo todo”, ha afirmado el jugador, protagonista este miércoles en el Pirámide.

“Debutar fue una alegría inmensa, pero poder seguir aquí es igual de grande. Estoy tranquilo, y si tengo que volver a jugar, daré lo máximo. Sigo igual que cuando debuté. Feliz de estar aquí y aprovechando y disfrutando el momento, que es bonito”, ha añadido. Aunque su posición natural es como mediocentro, está dispuesto a jugar “hasta de portero”. “Jugaré donde me pongan, estoy contento de jugar donde me pida el míster”, ha recalcado.

La mayor participación de los canteranos, con el debut de Carlos Kevin también el pasado domingo, es un indicador del trabajo que se está llevando a cabo con la base. “Podemos ser un buen reflejo para los chicos que vienen, para que aprieten, ya que antes parecía algo imposible, pero es algo que puede suceder. Si trabajas, si vas en el día a día, al final puede llegar el momento de cualquier jugador”, ha argumentado desde su experiencia.

El Huesca “está avanzando mucho”, pero no se puede pedir que “de la noche a la mañana” haya cuatro jugadores de la cantera. Se van haciendo las cosas “cada vez mejor” y poco a poco “llegará el momento de que tendrás de forma habitual a 3 o 4 jugadores en el primer equipo”, ha augurado el joven futbolista.

El canterano ha hablado de la importancia del triunfo en Cartagena para el vestuario. “Ganar y hacerlo de manera contundente sienta bien a todos. Esta semana no hay liga, pero hay que trabajar duro para llegar bien al domingo siguiente y asentar la victoria”, ha reiterado. Ante la Ponferradina “es un partido para ir para arriba, para intentar meternos, y hacer del Alcoraz un fortín”. “Es una oportunidad de volver a demostrar al público las ganas que tenemos de ir hacia arriba y que estamos capacitados para ello”, ha sentenciado.

Print Friendly, PDF & Email