El Gobierno no contempla imponer el requisito de la vacunación para entrar en España y celebra que los “negacionistas no son un problema”

Bolaños, durante la entrevista en Servimedia. Foto: Jorge Villa

El Gobierno descarta modificar los criterios de acceso a España e imponer la vacunación contra la covid-19 como uno de los requisitos, cosa que existe en otros países, y celebra que aunque aquí “hay negacionistas de la vacuna” esto “no ha sido un problema en España”.

“No nos lo hemos planteado, no nos lo hemos planteado”, ha aseverado el ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, en una entrevista en Servimedia, cuando se le ha preguntado por implantar esa medida que ya tienen otros países, como el caso de Australia, y que ha derivado en polémica por la negativa al tenis Novak Djokovic de acceder al país por carecer de la vacuna.

Bolaños también ha descartado que el Ejecutivo vaya a implantar medidas como las que se contemplan en Francia para instar a la vacunación porque, “afortunadamente, en España los índices de vacunación han sido tan masivos y la responsabilidad de la ciudadanía tan alta que no ha sido necesario plantearse esa medida”.

El ministro ha celebrado que “el problema de los no vacunados, afortunadamente no se ha planteado de manera muy masiva” porque, pese a que, “como hay negacionistas políticos que niegan todo y dicen que no a todo, hay negacionistas de la vacuna también”, esto “no ha sido un problema afortunadamente en España”.

Ha destacado que, en España, “los índices de vacunación, de responsabilidad y de solidaridad de los ciudadanos españoles han sido altísimos” y ha recuperado que la felicitación de la Organización Mundial de la Salud a España por la estrategia de vacunación “no” es para el Gobierno, sino que está “felicitando también a la ciudadanía que de manera responsable se ha vacunado muy masivamente”.

Por tanto, ha indicado el ministro, “lo que hacemos desde el Gobierno de España es animar a la vacunación” porque se ha demostrado que “claramente es eficaz, claramente es positivo”. “No vacunarse no es una buena idea ni para el que decide no vacunarse, ni para los que le rodean, porque es un ejercicio de responsabilidad con uno mismo, pero también con los demás”, ha remachado.

Print Friendly, PDF & Email