La Ciudad Deportiva sigue siendo el baluarte del Real Zaragoza

Miguel Puche, en La Romareda en el partido ante el Sevilla. Foto: Real Zaragoza/Tino Gil

Después de varios años lanzando a la palestra jugadores de alto nivel, la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza no se conforma con lo que ha dado. Esta temporada, el conjunto maño ha tenido que volver a tirar de la cantera, y lo cierto es que está dando resultados. La cara más novedosa esta temporada es la de Miguel Puche, que está convirtiéndose en habitual revulsivo del míster, Juan Ignacio Martínez.

Una vez finalizó el Ponferradina – Real Zaragoza, se podían contar cuatro jugadores maños criados en las instalaciones de la carretera de Valencia. Francho disputó los 90 minutos y el propio Puche acumuló alrededor de media hora en el Toralín. Además, Zapater salió al terreno de juego en el último cuarto de hora y Nieto cerró filas en el lateral izquierdo a partir del 89. El duelo se saldó con empate a cero.

En la convocatoria tampoco fallaron varios futbolistas del Deportivo Aragón y del Juvenil. Ángel López -convocado por la Selección Española Sub19-, Luengo, Vaquero, Sanz y Ratón completaron la lista de jugadores que JIM se llevó a tierras leonesas, de donde obtuvieron un punto. Además, faltaron Alejandro Francés e Iván Azón, dos habituales en las convocatorias y sobre el terreno de juego, especialmente el central.

Tras el encuentro en Ponferrada, Puche pasó por los micros del Real Zaragoza para valorar tanto el encuentro como su irrupción en el primer equipo. “Siempre es bueno cortar una racha de derrotas. Tenemos que hacer bueno este punto en casa contra el Valladolid. Si lo hacemos con tres, este valdrá más”, arrancó el joven zaragozano.

Puche reconoció que, en la primera parte, el equipo no estuvo bien, y fueron superados en varias fases. Sin embargo, se vio “un cambio de actitud” en la segunda parte. Salieron “a tope” para ganar el partido, y eso “se ha reflejado en el campo”. Es cierto que en el segundo tiempo aumentaron los acercamientos zaragocistas y disminuyeron considerablemente los locales.

Ahora, el canterano disfruta de esta experiencia, y se siente “muy contento”. Viniendo de la Ciudad Deportiva siempre se tiene una ilusión especial, y tiene “muchísimas ganas” de seguir en el Real Zaragoza. “Los compañeros y el míster y el cuerpo técnico desde la pretemporada me han acogido genial y me han tratado muy bien. Es esa confianza la que te hace tenerla a ti en el campo”, finalizó.

Por detrás de Puche también llaman a la puerta varios jugadores de alto nivel que quieren hacerse un hueco en el Real Zaragoza. El propio Ángel López ya ha sumado minutos en Copa del Rey sin bajar en absoluto el nivel del equipo. Y como él otros tantos que poco a poco van haciéndose nombre. Para ellos, trabajo y paciencia para poder llegar en condiciones a las exigencias del fútbol profesional.

Print Friendly, PDF & Email